Home » Psicología » ¿ Qué es la autosexualidad?

La personalidad sexual se establece por un guión personal, es decir, la motivación interna que acompaña históricamente al individuo a través de la cual establece su orientación sexual. La orientación es la capacidad de «sentir atracción» por «objetos sexuales». La interacción entre el guión con el deseo sexual despierta la relación con «el otro». Conocemos la existencia de diferentes tipos de orientación sexual y, si bien estamos acostumbrados a términos como transexual, heterosexual o bisexual, especialistas afirman que hay otras tendencias sexuales, tales como: sapiosexual, demisexual, skolisexual, pansexual, autosexual, asexual, etc. 

Los «objetos sexuales» humanos que despiertan atracción a una persona pueden ser: ella misma (persona-objeto) lo que define la orientación autosexual; una persona del mismo sexo (orientación homosexual); una persona del otro sexo (orientación heterosexual) o indistintamente del mismo o del otro sexo (orientación bisexual). Todo ello configura un patrón conductual más o menos estructurado o estable (conducta sexual). La conducta sexual es la forma que tenemos las personas de manifestar (implícita o explícitamente) la sexualidad.

Lejos de poder parecer que se trate de una simple masturbación, el ser autosexual no se basa en proporcionarnos únicamente placer, más bien, lo que le ocurre a una persona autosexual es que solo siente placer con ella misma, se gusta, se desea, se quiere, se siente enamorada de su persona, de su yo en sí mismo. Se dice que una persona es autosexual cuando su fuente de atracción se centra en su propia persona. Es como una forma de alimentar el amor por uno mismo. De hecho, podríamos hasta llegar a confundirlo con el trastorno de personalidad narcisista, un trastorno que incluye síntomas como: la falta de empatía, incesante necesidad de admiración, sentido desmesurado de la propia importancia,… Pero ser autosexual es algo muy distinto.

Algunas personas afirman que los autosexuales son personas egocéntricas o con falta de empatía. Sin embargo, esto no es cierto y está lejos del narcisimo. Los autosexuales se sienten más cómodos sexualmente cuando están en su propia compañía, mientras que los narcisistas desean atención. La autosexualidad tampoco va asociada a falta de empatía o deseo de complacer a los demás (ya sea sexualmente o de otra manera), sino que es una preferencia por las experiencias sexuales privadas y personales.

SHARE WITH FRIENDS: