Home » Belleza y Salud » ¿Qué debemos hacer si tenemos las plaquetas bajas?

Las plaquetas son células que forman parte de la sangre y participan activamente en el proceso de coagulación de la misma. Por lo tanto, es muy importante establecer las razones de la alteración de sus valores normales, los cuales oscilan entre 150.000 y 450.000 por milímetro cúbico. Algunas afecciones virales son las responsables de alterar sus valores normales. Entre ellas tenemos el Dengue, el Chikungunya y el SIDA. También, ciertos padecimientos hepáticos como la cirrosis, la falta de vitamina B12 y el uso de algunos fármacos también pueden afectar a los parámetros normales de las plaquetas.

Señales que pueden indicar que tenemos las plaquetas bajas

Determinar lo que origina una alteración en las plaquetas es algo que sólo puede hacer el médico. Sin embargo, nuestro organismo puede alertarnos de que existe alguna anormalidad.

Erupciones y hematomas

Una señal de poseer las plaquetas bajas puede ser la aparición de erupciones cutáneas. Estas suelen salir en la espalda, el torso y los brazos. Se pueden distinguir fácilmente por su forma redonda característica y su color rojizo o púrpura. En los casos donde no se ha determinado a tiempo la alteración de los valores normales de las plaquetas, surgen hematomas con gran facilidad aunque no nos hayamos golpeado.

Cansancio inusual

Uno de los primeros indicios de que se tienen las plaquetas bajas es sentir que estamos muy cansados sin ninguna razón que lo justifique. Sobre todo, si el agotamiento se padece a diario y persiste todo el día. Durante este período, también suele afectar a nuestro apetito.

Dolencias musculares

Otro indicio que puede surgir es el padecer un dolor muscular agudo, presentando adicionalmente dificultad de movimiento. Esto suele redundar en una mayor sensación de agotamiento y debilidad en general.

Si presentamos los síntomas anteriormente mencionados, es importante sacar un turno con un médico clínico quien nos indicará los exámenes de laboratorio correspondientes. Una vez que se haya determinado que poseemos las plaquetas bajas es recomendable (además de lo indicado por tu médico), adoptar una dieta equilibrada. Ingerir alimentos ricos en hierro son de gran ayuda. Entre ellos podemos mencionar: espinacas, lentejas, hígado, , arándanos, moras y brotes verdes. También, incluir el pimiento rojo, el pomelo, las naranjas, las fresas y el agua de coco. Estos son fuente importante de vitaminas A, B, C, D y K.

SHARE WITH FRIENDS: