Home » Belleza y Salud » ¿Por qué es importante aplicar un producto para el contorno de ojos?

A simple vista la cosa no parece tener gran complicación, pero esta zona es tan sensible que un mal gesto puede ser más perjudicial que beneficioso. Todo tiene su ciencia, y aplicarse como es debido el contorno de ojos, también. Hacerlo de manera indebida puede generar: arrugas, hinchazón, ojeras o cercos oscuros.

Con una película hidrolipídica baja y una epidermis tan fina que cualquier cosa puede dañarla, la zona del contorno de ojos requiere mucho cuidado. Nunca debemos usar una crema facial en esta zona porque puede ocasionar irritación y otros perjuicios. Es importante comprar una crema específica para esta zona del rostro y aplicarla correctamente.

Antes de aplicarte cualquier crema en el rostro, es preciso que nuestra cara esté bien limpia. Así que según este mandato, el contorno de ojos irá después de habernos desmaquillado y aplicado el tónico facial y antes de colocarnos la crema hidratante en el resto de la cara. No hay que aplicar el producto debajo de las pestañas, sino en la cuenca del ojo, justo donde tocamos el hueso. Si nuestro problema son las patas de gallo, aplicar un poco de contorno de ojos (la cantidad de un grano de arroz bastará) y extenderlo desde el lagrimal (por debajo y sin tocarlo para evitar que entre crema y que se irrite el ojo) hasta el extremo con el dedo anular, que es el que menos fuerza tiene, y a continuación dar ligeros golpeteos con las yemas de los dedos para que penetre bien el producto.

En el caso de que nos preocupen las bolsas, conviene dejar el producto en la heladera para que el contraste al aplicarlo con la piel estimule la microcirculación. Realizar pequeñas presiones, pero en esta ocasión desde afuera hacia dentro para activar la zona y favorecer el drenaje. Los signos de cansancio se muestran con una piel cetrina, deshidratada y apagada. Para mejorar el aspecto, debemos elegir un contorno de ojos que además de nutrir la zona, contenga activos iluminadores y no frotar la crema porque al ser una epidermis tan fina provocaremos que el tejido se desplace y crearemos microarrugas.

En cuanto a los tipos de contornos para ojos, conviene optar por serums o cremas ligeras, porque el contorno de ojos es una zona que apenas tiene poros y en la que es más difícil que penetren las cremas. Y, si se quedan a medio camino lo único que vamos a generar es la acumulación de producto y que la zona se termine inflamando.

Por último, hay que recordar una regla básica: la constancia. Para conseguir resultados hay que aplicarse el contorno de ojos todos los días por la mañana y antes de acostarnos. Además, es bueno siempre tener en cuenta que debemos dormir al menos 7 horas, no trasnochar seguido, reducir el consumo de sal y de alcohol y evitar la exposición a las pantallas por tiempo prolongado.

SHARE WITH FRIENDS: