Últimas tendencias de moda y temporada

Consejos útiles para usar un labial rojo

Consejos útiles para usar un labial rojo 1

El labial rojo es un clásico que ofrece un acabado sensual y atractivo. Sin embargo, para que el resultado sea el más adecuado debemos tener en cuenta ciertos tips

1. Labios gruesos

Se recomienda el labial rojo principalmente si tus labios son gruesos. Por el contrario, no deben utilizarlo las mujeres con labios extremadamente finos, porque no es favorable.

2. Perfila tus labios

Al perfilar tus labios, estos se verán más gruesos, el color permanecerá intacto más tiempo y el color más intenso y llamativo.

3. Gloss rojo

Sí con el labial rojo te sentís incómoda, el gloss rojo puede ser tu mejor aliado.

4. Maquillaje del resto del rostro

Usa sombras en tonos claros y un maquillaje natural para combinar con este tono de labial. Si no te da tiempo a maquillarte podés aplicar un labial rojo y tu rostro estará instantáneamente perfecto.

5. Ropa negra

Con vestimenta en color negro o en tonos oscuros, la barra de labios roja puede ser la mejor aliada.

6. Tono de la piel

Dependiendo de tu tono de piel, la tonalidad del labial será uno u otro. Si tu piel es fría, el labial rojo frambuesa es el que mejor te quedará debido a los pigmentos rosas que contiene. Si tu piel es más cálida, el labial rojo anaranjado será el que mejor resaltará tus labios.

Consejos útiles para usar un labial rojo 2

7. Día y noche

Para el día, lo mejor es optar por un rojo mate, mientras que para la noche podés usar un labial con brillo.

8. Sencillez

Cuanto más simple vayas, más te favorecerá el rojo de tus labios.

Cuándo NO usar labial rojo

1. Si llevás las uñas pintadas de rojo, quedará redundante su uso.
2. Cuando ya llevás el rostro muy maquillado
3. No probar el labial rojo en la mano, porque el color de la piel no es el mismo que el del rostro.
4. No usar un labial rojo si vamos a vestirnos del mismo tono.

Por último, es importante saber que antes de usar cualquier labial debemos exfoliar e hidratar los labios. Estos dos pasos previos harán que el color perdure más y que los labios no parezcan «agrietados», sino que luzcan suaves y sanos.