Últimas tendencias de moda y temporada

¿Para qué sirve la carboxiterapia?

¿Para qué sirve la carboxiterapia? 1

La carboxiterapia tiene diferentes aplicaciones, pero esencialmente se utiliza para:

  • El tratamiento de la celulitis.
  • Grasa localizada.
  • Estrías.
  • Arrugas faciales.
  • Flacidez de la piel de la cara.
  • Blanqueamiento de ojeras.

¿Para qué sirve la carboxiterapia? 2

Esta técnica no quirúrgica fue creada por un grupo de cardiólogos en los años 50 para el tratamiento de pacientes con problemas circulatorios y de acumulación de grasas y actúa mejorando la circulación y oxigenando los tejidos. El dióxido de carbono se inyecta bajo la piel por medio de una aguja muy fina y un equipo que permite controlar el volumen de gas y mantener una presión constante durante el tiempo necesario. Tras su aplicación se da un ligero masaje en la zona con el fin de facilitar la distribución del dióxido de carbono.

Éste actúa nada más ser inyectado: una parte se adhiere a la grasa y el resto se dirige al torrente sanguíneo, entrando en contacto con la hemoglobina y provocando la generación de oxígeno y, como consecuencia, incrementando el riego sanguíneo de la zona tratada. El aumento de oxígeno, además, estimula la combustión de las grasas, lo que hace que la carboxiterapia sea eficaz en el tratamiento de la celulitis.

¿Para qué sirve la carboxiterapia? 3

Esta técnica se utiliza también para el tratamiento facial, en el cual el dióxido de carbono la formación de colágeno y elastina son muy importantes para mantener la tersura y elasticidad de la piel. La oxigenación de la piel permite aclarar la pigmentación de las ojeras y producir un efecto tensor en la piel de los párpados caídos. La experiencia ha permitido constatar que cuando se hace un uso correcto de la carboxiterapia esta técnica no posee riesgos ni ocasiona efectos adversos.