Últimas tendencias de moda y temporada

La importancia de la psicología social

La importancia de la psicología social 1

Dentro de la psicología podríamos trazar una división entre la psicología aplicada y la psicología básica. La psicología básica estudia los procesos psicológicos básicos como la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje y el aprendizaje. Por otro lado, la psicología aplicada está enfocada al estudio de otras características de la psicología más relacionadas la resolución de problemas. Dentro de la psicología aplicada existen diferentes vertientes, siendo la psicología social una de estas.

La psicología social se podría definir como el estudio de la interacción de los seres humanos, sobre todo en grupos y situaciones sociales, y subraya la influencia de las situaciones sociales en la conducta humana. Más específicamente, la psicología social se centra en el estudio científico de cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influidos por la presencia real, imaginada o implícita de otras personas. Pretende estudiar las relaciones sociales. Se defiende que existen procesos psicológicos sociales que se diferencian de los procesos psicológicos individuales. La psicología social intenta comprender los comportamientos de los grupos además de las actitudes de cada persona ante su forma de reaccionar o pensar en el medio social.

La importancia de la psicología social 2

Dicho de otra forma, la psicología social estudia el comportamiento de las personas a nivel grupal. Trata de describir y explicar los comportamientos humanos reduciéndolos a variables psicológicas. De este modo, la psicología social busca instaurar teorías sobre los comportamientos humanos que sirvan para predecir las conductas antes de que se produzcan y poder intervenir. Así, conociendo qué factores promueven ciertas conductas, la intervención en esos factores podría cambiar los comportamientos finales.

La temática que estudia la psicología social es amplia y variada. Por centrarnos en algunos de los temas que constituyen su objeto de estudio, podemos nombrar la identidad. La identidad social, o grado en que las personas se identifican y comparten características con grupos es un factor muy estudiado por la psicología social. La identidad social va a determinar los comportamientos de las personas. En concreto, cuando una persona se identifica mucho con un grupo, sus comportamientos se van a corresponder con las normas y valores de ese grupo.

Otro tema clásico de la psicología social son los estereotipos. Los estereotipos son la imagen que tenemos de otro grupo. Suele ser una imagen simplificada y generalista que sirve para valorar a todos los miembros de un grupo concreto por igual. Por ejemplo, un estereotipo común en Europa es que los españoles son vagos. Personas que tengan este estereotipo de los españoles, cuando interactúan con un español van a pensar que es vago incluso antes de conocerlo.

Muy relacionados con el estereotipo aparecen los prejuicios. Éstos son actitudes preconcebidas que ayudan a tomar decisiones de manera rápida. Son juicios que se hacen basándose en información incompleta y que, normalmente, son negativos. Actualmente, muchas personas creen erróneamente que todos los musulmanes son violentos e incluso terroristas. Incluso con evidencia en contra de este juicio erróneo, muchas personas lo mantienen y sus emociones y comportamientos con personas que practican esta religión van determinados a confirmar sus creencia por muy erróneas que sean.

Otro tema de estudio de la psicología social son los valores. Los valores son un conjunto de pautas que las sociedades establecen para ser cumplidas. Los valores suelen tener un consenso social y varían entre culturas. Los valores resultan tan importantes para algunas personas que se pueden convertir en sagrados y, pese a su irracionalidad, las personas los van a defender incluso haciendo grandes sacrificios.

La importancia de la psicología social 3

Dada la gran variedad de temas que se estudian desde la psicología social, no podemos comentar todos. Algunos de los que no se han comentado son la agresión y la violencia, la socialización, el trabajo en equipo, el liderazgo, los movimientos sociales, la obediencia, el conformismo, los procesos interpersonales y grupales, etc.

Como vemos, la psicología social pone el foco en una de nuestras dimensiones básicas: la social. Desde fuera es una gran desconocida y una de las que más sorpresa causa a la persona que decide estudiar psicología. Esto es porque muchas veces subestimamos el poder que tienen los demás directa o indirectamente sobre nosotros. En este sentido nos gusta vernos como personas plenamente independientes y con una forma de actuar y sentir sobre que la que el entorno influye muy poco. Precisamente, los estudios en psicología social vienen a decirnos precisamente lo contrario, de ahí su extraordinario interés y también de ahí la riqueza que esta rama de la psicología puede aportarnos con sus descubrimientos.