Home » Belleza y Salud » Formas de aclarar la piel afectada por el sol

A muchas y muchos nos ha pasado de que, en el afán de obtener un lindo bronceado lo antes posible, hemos terminado con la piel con algunas zonas más oscuras que otras. El resultado final son parches en lugar de un tono unificado. En diversas ocasiones, esto no se puede evitar. Sin embargo, otras veces podemos recurrir a soluciones con remedios naturales que nos ayudan a aclarar la piel.

En primer lugar, como se suele repetir una y otra vez, es de extrema relevancia aplicarnos un buen protector solar. El mismo debe ser el adecuado para nuetsro tipo de piel. Esto nos ayudará a evitar nuevas quemaduras del sol y, también, acelerará su aclarado si esto ya ha ocurrido. En segundo lugar, exfoliar la piel es una de las mejores maneras de aclararla. Pero, para que esto surta efecto es necesario que se realice la exfoliación diariamente o alternando los días. La mejor forma de hacerlo es con 2 ingredientes muy sencillos de conseguir: azúcar y miel. El uso de la miel es esencial porque es un ingrediente que hidrata, tonifica y calma la piel. El azúcar (ya sea blanca o morena), será la clave para que la pasta que se forme pueda ejercer una acción exfoliante sobre la piel. Si el resultado queda muy compacto, podemos agregarle un poco de agua.

Otra opción muy efectiva consiste en preparar un tónico con limón. El limón siempre ha sido un ingrediente que se ha utilizado para aclarar las manchas de la piel. Sin embargo, es importante no exponerse al sol tras utilizarlo como tónico, ya que esto provocaría la aparición de más manchas. La mejor manera de utilizar este tipo de tónico es por la noche. Tan solo debemos exprimir el jugo de un limón y agregarle un poco de agua. también, existen mascarillas que pueden ser muy efectivas.

Si exfoliamos la piel con azúcar y miel, tras tonificarla con limón tan solo nos queda hidratarla. Porque para que la piel se regenere adecuadamente es importante humectarla de la mejor manera posible. Para ello, contamos con el aloe vera. Todos/as deberíamos tener en nuestro hogar esta planta porque ante cualquier quemadura, el cortar uno de sus tallos, abrirlo a la mitad y aplicar directamente la gelatina en la zona afectada proporciona un alivio inmediato. Tras realizar la exfoliación rutinaria, aplicar el gel de esta planta permitirá aclarar la piel lo antes posible. Para ello, debemos ser constantes y permitir que el aloe vera actúe toda la noche (durante el día puede resultar una solución pegajosa e incómoda).

La piel quemada por el sol no solo provoca manchas indeseables, sino que nos hace vulnerables de sufrir cáncer de piel. Por eso, protegerse es muy importante. Es por es que, a pesar de todas estas soluciones, es importante remarcar la importancia de no exponerse al sol de forma indebida. A veces, no basta solo con colocarse protector solar, sino que debemos reponerlo a lo largo de la jornada y también saber elegir el factor de protección adecuado para nuestro tipo de piel. Asimismo, no nos podemos olvidar de otros elementos que nos protegen del sol. Por ejemplo, los anteojos, el sombrero o visera, algún chal liviano y fresco para cubrir los hombros… En definitiva, complementos que evitarán la piel quemada por el sol.

SHARE WITH FRIENDS: