Home » Belleza y Salud » El retinol: elemento indispensable para los productos antiage

Dentro de los protocolos de la medicina estética y los centros de estética cuentan con su inestimable ayuda y la cosmética lo incluye en sus tratamientos estrella para rejuvenecer la piel. Este activo cosmético de aplicación tópica cuenta con innumerables estudios médicos y científicos que avalan su eficacia en la atenuación de los síntomas más comunes del envejecimiento cutáneo. Y cientos de test clínicos y mediciones confirman su extraordinaria capacidad en mejorar tanto la textura y tersura de la piel.

El retinol es la forma activa de la vitamina A, encargada de la formación y mantenimiento de las células epiteliales, el crecimiento óseo, el desarrollo, y la protección y regulación de la piel y las mucosas. Se conoce como retinol porque es fundamental para el buen funcionamiento de la retina y, por tanto, para el desarrollo de la visión. Cuando el retinol se oxida se transforma en ácido retinoico, que es la forma química de máxima eficacia. El primer papel que desempeñó este activo dentro del mundo dermatológico lo hizo en el tratamiento del acné, pero los estudios clínicos y médicos a los que se le ha sometido han permitido expandir su uso en la prevención y tratamiento del envejecimiento celular.

Cómo actúa el retinol

  • Actúa en la superficie de la piel provocando estos efectos: estimular la renovación o recambio celular. Al eliminar las células muertas, mejora la textura de la piel, que se vuelve más suave y luminosa.
  • Es antioxidante o antiradicales libres.
  • Regular la formación de melanina, aclarar las manchas oscuras, proporcionando un tono de piel más uniforme.
  • Y en la capa media de la piel (la dermis) su acción consiste en: tellenar las arrugas, incluso las de profundidad media como los surcos nasogenianos.
  • Activar la producción de colágeno y elastina y disminuir la destrucción del colágeno ya existente.
  • Disminuir el tamaño de los poros. La formación de fibras nuevas de colágeno no “deja espacio” para que los poros sigan creciendo.
  • Favorece la fabricación del ácido hialurónico de la propia piel.

Gracias a su ligero peso molecular, puede penetrar en las capas profundas de la piel, estimulando su colágeno y elastina natural, para rejuvenecerla desde el interior. Y, por supuesto, también mejora el aspecto de la capa exterior de la piel, al beneficiar el proceso de renovación celular, por lo que la piel muerta se va rápido y aparecen capas de piel nuevas más luminosas. También regula el proceso de queratinización para suavizar la tez. Aunque no todo son ventajas.

Entre sus posibles efectos secundarios se encuentran:

  • Enrojecimiento y descamación en la piel.
  • Sequedad y picazón. Ocurre cuando lo utilizan las pieles sensibles y en ocasiones hay que combinarlo con una crema hidratante que alivie la sensación.
  • Hipersensibilidad al sol. Es uno de los efectos secundarios del retinol más frecuentes. Debido a que es fototóxico, el retinol puede manchar la piel sobre la que ha sido aplicado si se entra en contacto directo con el sol. Por eso muchas marcas lo indican solo como tratamiento nocturno. Si se aplica de día hay que aplicar encima tratamientos con altos índices de protección solar.
  • Prohibido en embarazadas y lactantes. Este activo puede penetrar en el torrente sanguíneo.

Conscientes de estos problemas, las nuevas investigaciones se dirigen, precisamente, a reducir sus inconvenientes para que todas las pieles puedan aprovechar sus magníficos efectos. Y si hasta ahora el retinol resultaba ineficaz durante el día a causa de la luz solar, porque al ser fotosensible la luz del día hace que pierda toda su eficacia y marcas de renombre sólo indican usarlo por la noche, la firma londinense Medik8 (pionera en cosmecéutica verde, apta para pieles sensibles) ha resuelto este inconveniente. Con sus nuevas tecnologías de formulación, producción y encapsulación/transporte dérmico, ha presentado la nueva generación de retinoles, llamada «All-trans» y la nueva molécula capaz de hacerlo y sin irritaciones, r.Retionate.

Los efectos del retinol dependerán completamente de la concentración que se utilice. Los dermatólogos y los esteticistas emplean las cantidades más altas, con la intención de penetrar en niveles más profundos, evitando la degradación de los componentes dérmicos, y estimulando diferentes elementos, para eludir el desgaste de la piel. Pero incluso cuando es aplicado en bajas cantidades, y sus acciones son más ligeras, es igualmente beneficioso, puesto que la piel va aumentado su espesor gradualmente, se suaviza y unifica su tonalidad.

SHARE WITH FRIENDS: