Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Detox capilar y las propiedades del aceite de argán

Seguramente sabemoss lo que quiere decir «detox»: se trata de desintoxicar y limpiar nuestro organismo. Y, así como esto es necesario para un buen funcionamiento de nuestro cuerpo, también tiene mucha importancia para nuestro cabello. Éste también necesita desintoxicarse. Para mantenerlo brillante y lleno de vitalidad, es fundamental realizaros una «purificación». Nuestro cabello se alimenta y nutre a través del cuero cabelludo, por lo que es primordial mantenerlo sano y limpio exfoliandolo una vez a la semana.

Las razones para hacerte un detox capilar son muchas:

  • Signos de estrés: la rutina diaria y el estrés, hacen que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo produzcan más grasa. Si notamos que a lo largo del día nuestras raíces se vuelven más oleosas, quizás deberíamos bajar un cambio.
  • Rutina de belleza: la superposición de productos, sobre todo aquellos que no necesitan enjuague como los fijadores, también deja residuos en tu pelo. La acumulación puede obstruir los folículos y afectar el crecimiento.

  • Mayor hidratación: estos factores hacen que nuestro pelo se vea sucio, pero no hay que abusar de los lavados y recurrir a productos para cabello graso puede hacer que tus puntas se resequen y se vuelvan quebradizas.
  • Efectos de la contaminación: la contaminación deja restos de impurezas y afecta la hidratación del cuero cabelludo. Está comprobado que cuanto más expuestas estamos, menores son nuestros niveles de vitamina E, un nutriente fundamental para evitar la oxidación de las células y mantener la vitalidad de nuestro cabello.

El Aceite de ARGÁN

También conocido como oro del desierto, es un producto cosmético y comestible que se obtiene tras un proceso de secado de los frutos del árbol de Argán (Argania spinosa) expuestos al sol.

En cuanto a sus propiedades, el aceite de argán está constituido por un alto porcentaje de ácidos grasos esenciales (80 por ciento) y tocoferoles (Vitamina E). Los tocoferoles son antioxidantes. Su elevada cantidad en este aceite facilita su conservación natural, además, es rico en gamma-tocoferol. Para poder beneficiarse de todas las propiedades que conforman el aceite de Argán es necesario que éste sea 100 por cien puro. El aceite de Argán 100 % puro es fácilmente identificable: su olor es suave, su tacto es ligero y su color es dorado traslúcido y no oscuro. Se puede emplear como aceite puro o formando parte de la composición de productos dermofarmacéuticos, como la crema, la emulsión, el sérum, el gel de baño, el champú o el exfoliante.

Este aceite es muy aconsejable para hidratar el cabello ya que le aporta brillo y suavidad. También, es múy útil para las uñas, gracias al principio activo lupeol presente en su composición. Asimismo, es ideal como hidratante corporal, favoreciendo la restauración del manto hidrolipídico de la piel y al no engrasarla. No genera comedones, eflorescencia primaria del acné, por lo que es apto para pieles grasas con tendencia acnéica. No engrasa y penetra fácilmente en la piel. Es cicatrizante, por lo que es recomendable para ayudar a la cicatrización de quemaduras y heridas, así como para la prevención y disminución de estrías.

El aceite de Argán es ideal para eliminar y prevenir los signos del envejecimiento cutáneo. Es decir, actúa como producto antiedad, disminuyendo y previniendo la aparición de arrugas y aportando luminosidad, flexibilidad y suavidad al rostro. Para su aplicación, tanto en la piel de la cara o del cuerpo, como sobre las uñas o el cabello, hay que echar unas gotas en la palma de la mano y posteriormente masajear sobre la zona indicada.

SHARE WITH FRIENDS: