Home » Belleza y Salud » ¿Cómo puedo evitar tener los talones agrietados?

Los talones agrietados son una condición muy frecuente, sobre todo en épocas de calor, cuyo tratamiento puede resultar dificultoso. Hay varios factores que pueden influir en el desarrollo del problema. Entre otros, destaca la piel seca, el calzado inadecuado o una mala postura al caminar.

Hay diferentes motivos que pueden provocar que se desarrolle esta condición :

  • Calzado inadecuado: esto también favorece que los talones se agrieten con más facilidad. En especial, esto suele suceder con los calzados de verano de mala calidad.
  • Mala postura: si no se apoya bien el peso de nuestro cuerpo al caminar y al estar de pie, los talones tendrán que soportar una carga mayor y se agrietarán con más facilidad. Esto ocurre sobre todo si se pone la mayor parte del peso en los talones en vez de repartirlo en toda la planta.
  • Piel seca : es uno de los motivos que puede facilitar que se produzca este problema. Esto se debe a que a la piel seca le falta hidratación y elasticidad. Hay que tener en cuenta que algunas personas tienen la piel muy seca por problemas de salud, como puede ser un trastorno de tiroides.

Aunque solemos prestarles más atención en verano, lo cierto es que los talones agrietados conviene tratarlos e hidratarlos todo el año para que la condición no llegue a ser grave. De este modo, es importante hidratar bien los pies para que la piel sea flexible y no se agriete. Es recomendable hidratarlos siempre después de realizar distintos tratamientos exfoliantes y con cierta regularidad.

Es posible usar una loción hidratante específica para pies o bien un aceite vegetal que sea muy nutritivo. Los expertos suelen recomendar el de oliva, así como el de sésamo, de almendra, de argán o manteca de karité. Los pies se pueden hidratar en cualquier momento del día. Aunque es bueno hacerlo cuando hay tiempo después de mantenerlos quietos y dejar que la crema hidratante realice su efecto.

Se suele recomendar realizar sesiones de reflexología podal de manera regular. Es importante acostumbrarse a caminar descalzo por zonas de arena y césped ya que, además puede ser muy beneficioso para la salud en general.

Mezcla casera contra talones agrietados

Este remedio casero sirve para prevenir y tratar los talones agrietados y, combina los efectos de nutrición y exfoliación. Se trata de un tratamiento muy completo y sencillo.

Ingredientes: 2 cucharadas de sal marina gruesa, 30 gramos, Bicarbonato de sodio, 20 gramos, jugo de ½ limón fresco, 1 banana muy madura, bien machacados con un tenedor, 3 cucharadas de aceite de oliva, de almendra o de coco, 42 gramos.

Preparación: mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa que no sea ni demasiado líquida ni demasiado espesa. Si es demasiado sólida, se le puede añadir un poco de agua. Introducir los pies en agua bastante caliente durante al menos 5 minutos. De este modo, se abren los poros y se reblandece la piel. A continuación, secar bien los pies. Seguidamente, aplicar la mezcla casera en toda la superficie afectada, en especial en la planta. Se puede realizar un masaje a la par que se aplica el producto y, también se recomienda envolver los pies de manera individual con plástico de cocina una vez se haya aplicado la mezcla, para así poder mantener el calor. Esperar unos 15 – 20 minutos. Pasado el tiempo indicado, retirar el plástico y volver a masajear los pies para potenciar la exfoliación, insistiendo en los talones. Para terminar, enjuagar los pies y secarlos bien para que no queden húmedos.

SHARE WITH FRIENDS: