Home » Make-Up » Cómo optimizar el uso de la base de maquillaje

Muchas mujeres usan la base de maquillaje prácticamente a diario y, aún así, este sigue siendo un producto de maquillaje que genera infinidad de dudas: cómo elegir el tono perfecto, si es mejor aplicarla con los dedos o con ayuda de un pincel o una brocha, si hay alguna fórmula infalible para que dure más tiempo… Todo con tal de lucir un acabado impoluto.

Para ptimizar el uso, existen algunos consejos muy útiles:

  • Encontrar el tono perfecto: A pesar de que suene obvio, aún hay muchas mujeres que no lucen el tono de maquillaje adecuado, que es aquel que se funde con la piel, ni más claro ni más oscuro. Para encontrar el matiz exacto no hay que probar la base en el dorso de la mano o en la muñeca, sino que debemos hacerlo en la zona de la mandíbula, para así encontrar la tonalidad exacta y que luego se adapte perfectamente a nuestro rostro y cuello. Además, es muy importante saber cuál es el subtono de tu piel para así elegir el color que más nos favorezca: si  nuestras venas son de color verdoso, nuestra piel tendrá matices amarillos, por lo que es mejor que optemos por una base más rosada; pero si tenemos las venas azuladas (o la piel tiende a enrojecerse, en general), es preferible optar por una base de tonalidad amarilla.
  • Personalizar el acabado: Si buscamos un acabado más sutil podemos probar combinar nuestra crema hidratante habitual con la base de maquillaje. Basta con colocar un poco de cada productos en las manos, mezclarlos y aplicar directamente con los dedos o con una brocha. Si queremos lucir un rostro más húmedo, hacer lo mismo con unas gotas de aceite facial o con un poquito del bálsamo. Y, para un efecto luminoso mezclar la base con un iluminador líquido.
  • ¿Dedos o brocha?: No hay un modo que sea el correcto, pero lo que sí es importante es calentar y aplicar bien el producto. Para eso, debemos asegurarnos de masajear la base de maquillaje en la piel con movimientos circulares y así para aumentar la circulación y calentar la fórmula, para que se fije adecuadamente en la piel y sea capaz de disimular los poros abiertos o las líneas de expresión. Si optamos or elegir una brocha o pincel para extender el fondo de maquillaje, mejor elegir aquel que posea cerdas sintéticas, ya que con éstas se desperdicia menos producto y se consigue un acabado más natural.

  • Fijación: Si nuestra piel es mixta o grasa será mejor fijar el maquillaje con ayuda de unos polvos, aplicados en las zonas con más brillos de tu rostro, ya que si los aplicamos en toda la cara solo conseguiremos que esta parezca apagada. Pero si nuestra piel es normal o seca, podemos sustituir los polvos por una bruma facial, que no solo mantendrá el maquillaje inalterable por más tiempo, sino que también aportará un extra de hidratación a nuestro cutis.

SHARE WITH FRIENDS: