Home » Make-Up » Cómo lograr una mirada atractiva

No importa si tienes los ojos grandes o pequeños ni tampoco si tienes 20 o 40 años, de hecho, conseguir una mirada de impacto es algo que podemos lograr siempre y cuando conozcamos los trucos de maquillaje adecuados para conseguirlo. Lo que sí sabemos, es que a cierta edad es necesario cuidar mucho más nuestra piel con productos específicos y cambiar las técnicas de maquillaje que aplicamos en nuestro rostro ya que, aunque queramos unirnos a todas las tendencias, siempre habrá algunas que sienten mejor que otras y que consigan incluso hacernos parecer más jóvenes.

Una de las consecuencias de la edad a la que se enfrentará nuestro rostro es a los ojos o párpados más caídos, algo que puede hacer que nuestra mirada pierda protagonismo. Por eso, es bueno poder conocer las tres técnicas de maquillaje que logran destacar la mirada y con las que conseguiremos agrandar visualmente los ojos.

Truco # 1. Elegir un delineador de ojos en un tono claro:  No tiene por qué ser color blanco. Si suelen gustarnos más los tonos oscuros, lo mejor es cambiar el negro por el marrón. Esto permitirá obtener un look más natural y a la vez suavizará las expresiones. En el caso de que decidamos un tono más claro, esto conseguirá aportar más luz a los ojos y consecuentemente, un efecto de ojos más abiertos. Otra cosa que debemos tener en cuenta es que si optamos por dibujar es estilo «cat eye», es mejor que sea una línea corta (en el caso de que tengamos el párpado caído), ya que si usamos una linea larga, facilitaremos que nuestro delineado se borre con el paso de las horas. En el caso de que no tengamos párpados caídos, podemos optar por dibujar este estilo más alargado para alargar también la mirada.

Truco # 2. Doble capa de rímel: La mejor manera de destacar nuestra mirada es darle doble protagonismo a las pestañas. Para conseguirlo, es aconsejable que comencemos rizándolas y arquéandolas y, posteriormente, con ayuda de una máscara de pestañas adecuada, intentar encuadrarlas alrededor de los ojos (incluyendo a las pestañas inferiores), intentando que estén separadas entre ellas. Si optamos por utilizar pestañas postizas, se recomienda que las usemos solamente de la mitad del ojo hacia la sien en vez de enteras. Esto facilitará que el ojo se abra y no quede más cerrado a causa del peso.

Truco # 3. Combinar dos tonos de sombras: Buscar crear contraste con dos tonos de sombras, pero sin caer en el error de combinar tonos demasiado oscuros. El blanco en este caso es perfecto para iluminar el arco de la ceja y levantar la mirada. Para los párpados, es aconsejable el uso de sombras que vayan del tono melocotón al rosa y,  un toque dorado también puede favorecer el maquillaje siempre que sea sin cargarlo en exceso. Las sombras mate son las mejores aliadas para evitar marcar las arrugas.

SHARE WITH FRIENDS: