Últimas tendencias de moda y temporada

Como funciona el alquiler de ropa

Como funciona el alquiler de ropa 1
Aunque la renta de las prendas no es una novedad (algunas empresas dedicadas a este negocio tienen más de 10 años en el mercado), desde el 2017 se ha sentido un repunte en esta industria. Tanto ha sido el éxito de esta nueva forma de ir a la moda, sobre todo entre las mujeres, que, los diseñadores de moda se han involucrado más en este tipo de negocio. Algunos de ellos ya están alquilando sus prendas y otros muestran interés en participar en el negocio, como bien lo dejó saber el Business of Fashion and McKinsey en su reporte del 2019: “Los jugadores en el mundo de la moda aprovecharán cada vez más este mercado para obtener acceso a nuevos consumidores que buscan tanto la asequibilidad como el distanciarse de la propiedad permanente de la ropa», señalaba el informe.
Así como Uber cambió la forma de trasladarse y Airbnb le dio un giro histórico a la manera de viajar, las empresas dedicadas a alquilar ropa están sacudiendo el mundo de la moda, ahorrando dinero a muchos usuarios y contribuyendo al cuidado del planeta. Alquilar, en lugar de comprar la ropa, se está convirtiendo en una opción que cada vez gana más adeptos por sus ventajas económicas pero también por su contribución al medio ambiente.
El alquiler de ropa es una nueva expresión de la economía colaborativa, en la que los clientes –sobre todo veinteañeros y treintañeros– no tienen tanto interés en ser propietarios ni en hacer grandes inversiones, pero de todos modos quieren tener acceso a distintas marcas y servicios.

Cómo se alquila la ropa

  • El proceso de rentar es sencillo. En general, podés encargar una determinada prenda ocasionalmente o registrarte en un programa ilimitado de renta que permitirá elegir de tres a cuatro prendas de vestir que, además, en la mayoría de las tiendas, podrás intercambiar por otras piezas sin costo adicional. Y no hay obligación, uno se retira del programa cuando así lo desee.
  • La ropa que  es alquilada lucirá como nueva, aunque sea usada, ya que estos programas cuentan con procesos sofisticados de limpieza. Además, el envío es gratuito y no hay que preocuparse por lavar las prendas antes de enviarlas, lo que es más conveniente cuando se trata de ropa que necesita tintorería.
  • Las prendas rentadas van desde lo más informal como los jeans, hasta vestidos largos de fiesta, trajes de novia, ropa de maternidad e incluso joyería. Además, aunque el mercado se concentra más en las mujeres, toda la familia puede aprovechar este servicio que también viste a hombres y niños.

Como funciona el alquiler de ropa 2

Lo que hace atractivo este negocio es que nos permite probar algo nuevo, tratar un estilo del que no estamos muy seguros o cumplir con un evento especial, sin pagos de envíos, sinidas y venidas a lavaderos y/o tintorerías, y sin tener que ocupar espacio en nuestro placard. Por otra pare, en el caso de que nos guste mucho una prenda, la mayoría de las empresas la venden con descuento.

Sin embargo, aunque te registrés en programas ilimitados de renta, vas a necesitar mantener prendas básicas que usás con frecuencia /remeras, jeans, chaquetas). Además, cuando rentás tenés menos variedad que al comprar, porque debés limitarte a lo que haya en el catálogo de la tienda.

Lo cierto es que definitivamente podrías ahorrar si usás tres piezas nuevas pero si sos de las personas que prefieren mantener su ropa, mejor comprarlas y, condiderar ahorrar dinero al usar este servicio para eventos especiales.

El alquiler de ropa puede ser la norma en el futuro, o tan solo una moda pasajera. Los locales de ropa, no obstante, no pueden darse el lujo de esperar a ver si esta onda se impone y varias están ofreciendo a sus clientes la opción de alquilar prendas por un mes en lugar de comprarlas. Una docena de tiendas, entre ellas Banana Republic y Bloomingdale’s, encomiendan a CaaStle el manejo de la logística. Pero Urban Outfitters, que permite a sus clientes alquilar los productos de su marca y también de otras que vende en sus locales, como Reebok y Levi’s, se encarga ella misma de todo, lo que constituye una empresa formidable.