Últimas tendencias de moda y temporada

Claves de la nueva cosmética natural

Claves de la nueva cosmética natural 1

¿Cómo saber si tus cremas son eco, orgánicas o naturales?

La respuesta es más sencilla de lo que parece. Bio, orgánico, ecológico y su diminutivo eco, en belleza, hacen referencia a un mismo concepto: la cosmética que sigue unos estrictos parámetros de sostenibilidad y respeto por la naturaleza, tanto en la obtención de sus ingredientes (con cultivos tradicionales que siguen los ciclos de la tierra) como en la producción de sus cremas y en el empaquetado.

Claves de la nueva cosmética natural 2

¿Por qué la confusión? Porque no existe una normativa que establezca una diferencia entre unas cremas y otras. Todas se rigen por el mismo reglamento, que no tiene en cuenta si el suelo en el que han crecido las plantas de las que se extraerán sus activos está tratados o no con pesticidas. De darle valor te encargás vos, que decidís tus compras en función de tus valores.

¿Y cómo sabés si las cremas que eliges respetan el medio ambiente? Como las autoridades no contemplan la diferencia, existen organismos privados que se encargan de inspeccionarlo todo, desde si las semillas están modificadas genéticamente a si el cartón que se usa en el embalaje es reciclado. Y son muy estrictos y exhaustivos en sus controles. Una vez que los han hecho, conceden a la crema un sello que puede colocar en su etiqueta y que es la garantía de que cumplen sus requisitos ecológicos y han sido formulados según una lista positiva de materias primas autorizadas.

Las certificaciones aportan al consumidor la certeza de que acceden a un producto definido y controlado, eficaz y de calidad, que respeta los fundamentos y exigencias de un referente ecológico. Y garantiza una valoración verdadera de las sustancias de origen natural y una práctica del respeto del medio ambiente durante toda la cadena de producción. Igual de importante es lo que restringen: no admiten el uso de ciertos ingredientes, conservantes, perfumes sintéticos y materiales procedentes de transformación petroquímica.

Claves de la nueva cosmética natural 3

¿Y la belleza natural? Las cremas que se amparan bajo este nombre contienen ingredientes que proceden de la naturaleza. Pero, a no ser que ese cosmético contenga una certificación especifica (que también las hay), no tienes mas información sobre cómo se obtienen esas materias primas. Sí existe una normativa europea que controla los mensajes en las etiquetas y se encarga de que todo lo que aparezca escrito en ellas se ajuste a la realidad. Asique si una crema dice que el 88% de sus ingredientes son de origen natural, tienen la obligación por ley de que sea verdad. Eso es todo.

  • Los asteriscos: Uno al lado de un ingrediente confirma que procede de agricultura ecológica. Dos significan que, aunque tiene esa misma procedencia, ha sufrido una transformación química.
  • La trazabilidad: Este concepto se refiere a la relación directa de las firmas de cosmética con los productores. Permite trazar no solo el recorrido de la planta desde su cultivo hasta su procesamiento, también tiene en cuenta las condiciones de comercio justo.