Home » Viajes » Viajando a Reikiavik, Islandia

Reikiavik, la capital de ISLANDIA nos parece muy lejana, poco accesible y, adiferencia de otras capitales del mundo, como parís, Berlín o Roma, no ha sido muy promocionada por las agencias de viajes y turismo. Sin embargo, en esta ciudad, cuyos habitantes se caracterizan por ser amigables y agradables, también cuenta con personajes del ámbito de la moda, artistas y jóvenes que han elegido a este destino como lugar para disfrutar de sus vacaciones.

reikiavik-islandia

Reikiavik es una ciudad pequeña, casi no se necesita casi de transporte para recorrerla. El estilo a la hora de vestir se reconoce apenas uno arriba al aeropuerto. El clima es lo puesto a lo que sus habitantes imanan. Fuera de la temporada invernal, el frío se soporta con una buena campera. Hay que ir preparados para soportar el viento y la siempre esperada lluvia islandesa, que molesta bastante.

Lugares de interés

  • Reykjavík City Hall: la municipalidad de la ciudad está abierta desde muy temprano y se puede visitar. Hay exposiciones, arte, un ventanal inmenso que da al lago Tjörnin y, lo que es más importante, un mapa 3D de Islandia que te permite ver desde volcanes hasta acantilados. Todo lo que esconde la isla, al descubierto.
  • Harpa: es un centro creativo y de conferencias, donde se pueden disfrutar todo tipo de eventos y, principalmente, conciertos y shows. Hay desde clases multitudinarias de yoga hasta proyecciones de cortos cinematográficos en salas 4D. Lo más lindo de este edificio es su diseño. Espejos, vidrios y ángulos geométricos hacen imposible no querer sacar miles y miles de fotos. Cada rincón es diferente. De noche, se ilumina por fuera y vuelve todavía más linda esta ciudad.
  • Museo de Arte de Reikiavik: tiene principalmente arte moderno. Las exposiciones son intermitentes, como la de la artista islandesa Kathy Clark y sus osos de peluche inmortalizados en cera.
  • Hallgrímskirkja: es la iglesia más grande del país. Se puede subir por una tarifa accesible y apreciar una vista única de la ciudad, o simplemente visitarla y disfrutar de su magnitud desde afuera.
  • Fábrica de Chocolates Omnom: en una estación de servicio abandonada, alejada de la ciudad, está la pequeña fábrica de estos chocolates artesanales, que son los únicos en la ciudad que fabrican el producto desde el grano de cacao. Ahí podés ver cómo preparan cada una de las barras, las empaquetan y las dejan listas para comercializar; hasta los envoltorios están diseñados por los mismos dueños. Si buscás un buen souvenir, son el regalo ideal para llevar de vuelta a casa, además de ser riquísimos.
  • La playa de lava
  • El faro de  la isla de  Grótta
  • La verde Vídey
  • Galerías de arte: Reikiavik sigue creciendo a nivel artístico y cultural y existe mucha oferta de muestras. Recomiendo mucho “i8”, sobre el puerto.
  • El Museo Nacional y el Museo del Asentamiento.
  • Blue Lagoon : es un punto turístico que no se puede dejar de visitar. Queda a solo 20 minutos del aeropuerto. Es una gran laguna artificial de agua geotermal que es constantemente alimentada por una planta de energía geotérmica cercana a este centro. Esta agua, rica en azufre y otros minerales, es un curativo para la piel. Es un spa muy lindo, pero con muchos turistas. Conviene usar una malla vieja porque el agua puede arruinarla, llevar toalla para evitar tener que alquilar una y atarse el cabello antes de ingresar a agua.

calle-Reikiavik-Islandia

Dónde dormir

Hay miles de opciones: hoteles elegantes e históricos, como el HOTEL BORG, frente a la plaza principal; hostels con mucha onda, como el KEX HOSTEL; hostels de bajo presupuesto para los viajeros con mochila al hombro, como REYKJAVÍK BACKPACKERS y algunos en un punto intermedio, como el KVOSIN HOTEL, que ofrece cuartitos muy lindos y muy ricos desayunos.

Dónde comer

  • Höfnin: es el responsable de la “mejor sopa de la ciudad”, que es de crustáceos, con un agregado especial de crema batida. Imperdible.
  • Bæjarins Beztu Pylsur: para comer los mejores panchos
  • El puerto : en esa zona hay bodegones donde se puede comer bistec de ballena a la parrilla… También, otras exquisiteces marinas, como el bacalao fresco preparado en distintas formas.
  • Pizza sin nombre: sirve pizzas únicas (con papas rostizadas, rúcula y mayonesa de aceite de trufa, por ejemplo) y riquísimas, acompañadas por un bar de cócteles de lo más variados. El lugar está escondido, y se siente como si se estuviera entrando en una casa ajena, pero cuando se llega, este lugar oscuro y particular invita a quedarse.
  • Snaps: un pequeño Nueva York en el medio de Reikiavik. Fue nombrado por varios años consecutivos “el mejor restaurante de la ciudad”.
  • The Coocoo’s Nest: es un restaurante muy chiquito, cerca del puerto, que ofrece un happy hour cada noche y, lo que es mejor, los martes hay menú de tacos mexicanos caseros imperdibles. Se llena de gente muy rápidamente y está asegurada la diversión (y quizás unas copas de más).

calle en reikiavik

Para probar café islandés:

  • Reykjavík Roasters: los granos de café son tostados, a la vista de todos. Libros de café, premios (sus dueños son los mejores baristas de Reikiavik), deco vintage y música sonando desde un tocadiscos.
  • Stofan: es el punto de encuentro de los más jóvenes. El café es ideal; la pastelería, variada; y en el piso de abajo hay una barra con tragos.
  • Babalú Cafe: objetos por todos lados, juegos de mesa, juguetes y cuadros decoran cada centímetro del lugar. Ideal para el café y postre después de almorzar.
  • The Laundromat Cafe: para un brunch. Paredes con mapas, fotos de “lavaderos”, frases cómicas y una sala repleta de lavarropas donde podés dejar tu ropa mientras desayunás.

Reikiavik Islandia

SHARE WITH FRIENDS: