Home » Moda » Un nuevo estilo en bolsos marineros

Son súper cancheros y se adaptan a múltiples estilos. Los bolsos marineros eran un item clásico de verano y de llevar a la playa. En su gran mayoría, los solíamos encontrar confeccionados en lona, rayados (más que nada en azul y blanco) y con el clásico cordón de algodón. Sin embargo, en estas útimas temporadas, esta clase de bolsos se han ido renovando notablemente.

bolso marinero clásico

En la actualidad, ya no son sólo de lona (y los que sí lo son, tienen un diseño bien diferente), sino que podemos verlos realizados en charol, croco, engomado, eco cuero, patchwork y hasta en vinilo.

Bolsos marineros 2016

En lo que respecta a las clásicas medidas que solían tener, éstas también se han flexibilizado : hay de tamaño mini, medium y maxi. Esto permite que puedan adaptarse a diferentes looks y momentos del día. Las versiones que encontramos con estampas, suman color a cualquier look clásico.

bolsos marineros 2016_2

En lo que concierne al actual diseño de los mismos, podemos encontrar modelos prácticos, juveniles y bien femeninos. Por lo general, hay múltiples diseños con dos tiras. La más larga es ideal para un look más urbano, con zapatillas del tipo converse all star o las topper estampadas. Podemos hacerlo más formal utilizando la correa más corta y así transportarlo al hombro y hasta llevarlo con un traje.

 

los nuevos bolsos marineros

En realidad, el hecho de que el bolso marinero sea formal o informal pasa principalmente por el color. Cuanto más neutro es el tono elegido (negro, marrón, nude), más adaptable y clásica será nuestra cartera, pero también nos permitirá jugar un poco menos. Si elegimos un tono coral, podemos usarlo tanto en invierno como en verano, y así lograr un estilismo en donde la cartera se lleve todas las miradas y destaque nuestro outfit.

 

bolsos marineros_2016_3

Para saber llevarlo de la mejor manera, se aconseja que las mujeres bajitas traten de que el largo del bolso no sobrepase la primera cadera (lo mejor es usarlo con la tira corta). Por el contrario,  para las que son altas, se puede jugar perfectamente con las dos tiras y adaptar el largo del bolso a tu estilo.

En el caso que tengamos mucha cadera, conviene evitar que el bolso se apoye o llegue a esa zona, porque te va aumentar el volumen. Si tenemos mucha panza, no se recomienda usar esta clase de bolsos ya que no ayudan para nada a delinear la forma del cuerpo. Para estos casos, siempre es mejor elegir carteras más estructuradas o con formas más geométricas.

SHARE WITH FRIENDS: