Home » Belleza y Salud » Consejos para que el secador no arruine el cabello

como-usar-el-secador-de-cabello

Algunos minutos de aire del secador pueden hacer una gran diferencia en el peinado. Pero, ¿hay alguna forma de protegerlo? Con algunos cuidados y secretos, es posible aprovechar los beneficios de un brushing  de peluquería o de un modelado al paso.

  • El primer paso es elegir un secador menos nocivo. Uno de los recomendados son los modelos que cuentan con iones, que bajan carga estática y reducen el frizz.
  • Otra opción son los secadores que tienen la parte interior recubierta con partículas de plata, que cumplen una función antibacterial. De esta forma, el secador se mantiene libre de  hongos y bacterias que con el aire serían trasladado al cabello.
  • Tener siempre cuidado de secar el pelo en forma homogénea, sin centrar el calor solo en una parte de la cabeza.
  • Para potenciar el final del peinado, sumá un protector térmico. Dará más brillo y permitirá mantener el peinado impecable por más tiempo.
  • Un toque final de aire frio al terminar el secado ayudará a que las cutículas se sellen y la luz reflecte mejor en cada hebra, dando brillo extra. Algunos secadores vienen con la función cool shot, diseñada especialmente para esto.
  • Para dominar los rizos, ondas y rulos, la solución es utilizar el difusor. Permitirá distribuir el calor de manera pareja.
  • Si  no tenés mucho tiempo a la mañana para arreglar el pelo, es fundamental que no te vayas a dormir con la cabeza recién lavada.  Al estar húmedo, el pelo se marcará fácilmente, lo que convertirá tu mañana en una batalla entre vos, el espejo y tu pelo.

Errores que suelen cometerse :

No retirar el exceso de humedad

Posteriormente de haberse lavado el cabello, se debe tratar de secarlo lo más que se pueda con una toalla antes de utilizar la secadora. Pues retirar el exceso de humedad ayudará a conseguir el máximo efecto de los productos que se haya usado para el cabello.

Utilizar varios productos para el cabello

No casi siempre mucho es mejor, sin embargo podés usar productos de buena calidad. Al exagerar en la cantidad de productos para el cabello, puede quedar graso y agobiado. Si se frota primero en las manos y posteriormente se aplica, se asegurará de usar menos de cremas que tu cabello requiere.

Utilizar cepillo con el cabello húmedo:

Si posees el cabello rizado y largo, no es aconsejable utilizar un cepillo, porque terminarás maltratando o dañando a tu cabello. Cuando tu pelo aún este mojado, utiliza un peine para desenredarlo, y posteriormente utilizar tu cepillo tradicional.

No dividir el cabello:

Nunca se debe secar con el secador todo el cabello a la misma vez. Esto va a depender mucho de la densidad, siempre es aconsejable dividir en tres o dos partes. Cuanto menor  sea, mejor se podrá soplar con el secador. De este modo, no expondrás tu cabello al calor mucho tiempo, y secarás más parejo y rápido.

No combinar las partes del cabello:

Luego de terminar de secar todas las partes en que separamos el cabello, hay que combinarlo con las partes que todavía siguen mojadas por encima de ellas y volver a secar todo el pelo.

Aplicar dos productos diferentes a la misma vez:

Hay que aplicar un producto por todo tu cabello, pero recordar aplicar por partes y cómo vas pasando el secador a la vez.

No rocíes la parte inferior y superior:

Al aplicar cualquier producto en tu pelo, no rocíes en la parte inferior y superior. Pero tenés que asegurarte de hacerlo en la zona superior de la parte que anteriormente hayas dividido. Enseguida, tenés que darlo vuelta y rociar la zona inferior para que se extienda de modo similar.

No empezar por el lugar correcto:  

Para que se evite este error, primero se tiene que secar las partes inferiores y posteriormente, cuando se lleve a la zona superior de la cabeza se tiene que seguir la linea del pelo.

No utilizar boquilla:

La boquilla permite controlar la dirección del aire caliente, asimismo evita cualquier ardor que sea dañino.

SHARE WITH FRIENDS: