Home » Belleza y Salud » Tratamientos anti-ojeras

ojeras_1

Existe una serie de cuidados para mejorar la apariencia de las ojeras, evitar su progreso y, hasta erradicarlas. Pero también es importante saber que, a veces, su causa radica en cierto componente genético y hasta cultural que hace que una persona sea más ojerosa que otra.

Cuando las ojeras aparecen nuestra expresión y mirada cambian y todo el rostro refleja cansancio. La ojera es una alteración del color de la piel de los párpados debido a una excesiva producción de melanina y/o a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel. Estas modificaciones suelen seguir la anatomía del músculo orbicular (alrededor del ojo) dando como resultado un aspecto cansado o “enfermo”. Si bien se suele asociar a las ojeras con la falta de sueño (dormir poco hace que los vasos capilares de los parpados se dilaten otorgando a la piel un color morado) hay varios factores desencadenantes que no tienen relación alguna con el descanso: mayor vascularización (presencia y disposición de los vasos sanguíneos), mayor depósito de pigmento y una ligera depresión que colabora a que se vea más sombra debajo del ojo en el párpado inferior. La piel que rodea los ojos es 4 veces más fina y delicada que la del resto del cuerpo y como consecuencia es más fácil que se manifiesten arrugas, deshidratación, flacidez y edemas..

Los cambios hormonales como los que suceden durante la menstruación o el embarazo, el estrés, la mala alimentación (comer con mucha sal), las alergias, la retención de líquidos y la irritación sostenida de los párpados también pueden generar ojeras.

Si se trata de un componente hereditario podemos decir que esto ya se nota desde la infancia. Genéticamente estamos marcados a reabsorber más o menos tejido blando y masa ósea, independientemente de la edad que tengamos. Asimismo, existe una relación directa con las existencia de distintas razas ya que la pigmentación de la piel varía según las mismas. La mediterránea tiende a generar mayor pigmentación que otras razas de piel más clara y el exceso de pigmentos en esa área provoca un cambio de coloración importante. De acuerdo al color de la piel, las ojeras adquieren diferentes tonalidades, en la piel oscura se ven marrones y en las pieles claras violáceas.

Si la causa se debe a circunstancias pasajeras sólo se aconseja llevar una vida saludable. Tener un descanso adecuado, una buena alimentación y beber abundante cantidad de agua. En el caso de ser algo genético o de la edad, lo mejor es consultar con un dermatólogo que será quién determine ante qué tipo de ojera estamos hablando y cuál será el mejor plan de ataque. Por lo general el tratamiento es complejo y el éxito del mismo depende de la combinación de diferentes técnicas. Recordemos siempre que la piel de alrededor de los ojos es muy frágil y delgada con lo cual hay que ser prudente con el procedimiento para evitar posibles complicaciones. Los peelings superficiales y las cremas despigmentantes pueden ser una buena opción.

Si hablamos de productos tópicos los geles, serums o cremas también funcionan muy bien. Los “antifatiga” están creados para eliminar los signos visibles del cansancio y la falta de sueño. Relajan la mirada y eliminan las ojeras. Los antiedad, en cambio, se recomiendan a partir de los 30 años. Su fórmula contribuye a minimizar los signos del paso del tiempo, como las líneas de expresión de alrededor de los ojos. Además, nutren la piel y le dan más consistencia. Las cremas despigmentantes, que contienen Vitamina C, Vitamina K, Retinol e Hidroquinona son perfectas para atacar a las ojeras. Estos productos se deben usar en pequeñísimas cantidades y extenderlos con golpecitos para favorecer la absorción.

Ciertas claves a tomar en cuenta:

-Antes de usar cualquier producto, visitar al dermatólogo/a. Es la mejor opción para que te digan qué tipo de ojeras tenés y cuál es el mejor plan de ataque.

-Reducir al máximo el consumo de sal.

-Dormir un mínimo de 8 horas diarias.

-Dormir boca arriba para que la sangre circule mejor.

-Tomar, al menos, 1 litro y medio de agua por día.

-Aplicar protección solar y usar de lentes con filtro UV.

SHARE WITH FRIENDS: