Home » Viajes » SoFo, el barrio bohemio de Estocolmo

SoFo significa “South of Folkungagatan”. Ubicado en Södermalm, al sur de Gamla Stan, la Ciudad Vieja de Estocolmo, se encuentra una pequeña comunidad de diseñadores y artistas eclécticos, que fueron creciendo en los últimos años acompañados por las diferentes propuestas gastronómicas y por una improvisada movida hipster.

Para dar inicio al recorrido, conviene hacerlo desde la calle Götgatan, en donde se alojan marcas internacionales como American Apparel, Hope, H&M (hay una tienda en cada esquina) y marcas locales como Filipa K, Monki, Gina Tricot, entre otras. Se aconseja entrar en la Galería Bruno y subir al bar Ljunggren, que tiene una terraza súper cool y en verano está llena gente. Luego de esta visita, para adentrarse al mundo de lo retro, del estilo cuidadosamente descuidado y de la originalidad, hay que doblar por Skänegatan o Bondegatan (ambas de las mejores callecitas para recorrer) y allí estaremos en el punto más caliente de la movida del SoFo.

Tomando un café : si queremos empezar el día con un excelente desayuno, definitivamente  el Café String cumple nuestros más ambiciosos deseos. Además de sus exquisitos muffins y el äppelpaj o pastel de manzana, que es un manjar, el café en taza gigante es lejos uno de los más ricos del SoFo. Los sábados y domingos hay desayuno buffet con todo lo que se te ocurra para comer. Como dato curioso, todos los muebles estilo retro que ambientan el lugar están a la venta.

Shopping : GRANPA

La moneda en Suecia es la corona (Swedish krona=sek) y para que te des una idea aproximada de lo que vas a gastar, 100 sek serían aproximadamente 15 dólares.

Si después de recorrer un poco las tiendas de segunda mano (que hay por doquier) no encontramos nada, quizá tengamos la oportunidad de comprar algo nuevo, pero con toque retro. Eso sí, los precios no son muy accesibles y dependen de las marcas que elijamos: hay vestidos desde 500 sek, anteojos vintage de 800 sek o sino originales accesorios por 250 sek. Grandpa no sólo vende ropa de diferentes marcas escandinavas e internacionales, sino también objetos de decoración elegidos rigurosamente por uno de sus socios, Jonas Pelz.

Algo de música

PETS SHOP: seamos aficionados de la música o sólo entusiastas, podemos sumergirnos en éste local, cuyo nombre hace alusión a uno de los álbumes de la banda estadounidense The Beach Boys, y chusmear la inmensa lista de discos de vinilo, cds, revistas, libros nuevos y usados. Hay cualquier tipo de estilo musical para elegir : jazz, soul, reggae, rock, pop, etc. Su dueño, Stefan Jacobbson, al parecer es un nerd de la música y comparte su sabiduría con sus clientes. Muy cerca del local, sobre la calle Skänegatan, encontramos el Pets Sounds bar, con el mismo estilo y hasta shows en vivo.

Opciones de Fika

¿Qué significa? Es una de las principales costumbres de los suecos. Sería algo así como tomarse un break para distenderse y comer algo rico, ya sea sólo o con amigos.

Nytorget Urban Deli : está claro que el concepto de ser bar, deli y boutique al mismo tiempo está archi-visto y de bohemio no tiene nada. Sin embargo, se aconseja visitar esta esquina enorme, ya que mientras tomamos un trago o un café, estamos en medio de la movida hippie chic del SoFo y es muy divertido. Se puede hacer shopping de comida orgánica, quesos increíbles, y todo tipo de productos gourmet; sentarse en la vereda a picar algo con amigos y después pasar al bar súper cool del subsuelo para escuchar música con trago en mano. Combo completo.

Gilda´s Rum: es uno de los barcitos más acogedores.Desde que entramos, nos sentimos como en el living de una casa. Con muebles de diferentes estilos, lámparas coloridas, vajillas art decoy candelabros divinos en cada mesa, hacen de Gilda’s un ambiente perfecto para relajarte y sentirte súper cómodos. La atención es de lo mejor. Chicos jóvenes con mucha onda cuentan con lujo de detalles el menú del día (si es que queremos almorzar) o sino ofrecen una gran variedad de pasteles o dulces. Los preferidos de la casa: para acompañar con el té, el Rasberry, Blueberry o el Apple pie.

La hora de la cena

KOH PHANGAN: “Same same but Different”, dice en la puerta de éste mini paraíso de comida tailandesa. Y sí, es que podemos encontrar varios Thai restaurants en Estocolmo, pero Koh Phangan es diferente. La decoración recrea de manera original cualquier barcito ubicado en la playa, con plantas que abundan en los pasillos, flores, coloridos cartelitos de madera y una iluminación psicodélica. Fue uno de los primeros restaurantes de comida tailandesa en Estocolmo y hoy es uno de los más populares. Lo más pedido: Gai Met Mamoang que cuesta 175 sek y el Geng Kiew Wan Gai 171 sek. Después de comer, se puede ir al pub a bailar.

PRIMO CIAO CIAO: es una de las pizzerías más recomendadas en la zona y con toda la razón. Sus pizzas están hechas en hornos de barro y con ingredientes traídos especialmente de Italia. El almuerzo es selfservice, así que tenés que estar bien decidida para comer de toooodo, y a partir de las 17.00 ya es a la carta. El chef sugiere: “Isabel” que es una pizza vegetariana con berenjenas, calabazas a la parrilla, tomates y queso, o para los que quieren algo más heavy “Mafioso” tiene salame, cebolla roja, mozzarella y salsa picante. Siempre hay mucha gente para cenar, pero si nos armamos de paciencia, una vez que nos sentamos, traen la comida rapidísimo.

SHARE WITH FRIENDS: