Home » Belleza y Salud » ¿Se puede eliminar el exceso de pecas?

Las pecas, también denominadas lentigos solares, son una serie de manchas de color marrón, gris o café en varias tonalidades que aparecen en la piel. Suelen ser inocuas y no causan efectos negativos en el organismo, al no tener toxinas o microorganismos patógenos en su constitución. La tonalidad de las pecas se debe a que tienen una alta acumulación de melanina. A su vez, este es un pigmento que se encuentra en las capas de la piel y que se encarga de darle color a la misma. Las pecas suelen aparecer en diversas zonas del cuerpo, pero principalmente es común observarlas en el rostro, la espalda y hombros, las manos y algunas veces en las piernas.

Entre las razones que causan la aparición de pecas en la piel se encuentra de forma principal la exposición a los rayos ultravioletas (UV). Asimismo, las personas blancas son las más propensas a presentar este tipo de manchas. En otros casos, su aparición puede deberse a cierta predisposición genética o también a la edad, especialmente quienes tienen más de 50 años. Esto significa que con el pasar del tiempo, aumenta la posibilidad de que se originen estas manchas.

Muchas personas deciden eliminarlas acudiendo a diversos métodos y tratamientos estéticos. En el mercado existen cremas blanqueadoras y sustancias exfoliantes químicas que aseguran aclarar la piel y eliminar las manchas. No obstante, este tipo de productos resultan muy agresivos para el pH de la piel y, a la larga, pueden resultar dañinos.

Existen opciones para quitar o minimizar las pecas de la piel utilizando métodos naturales, inofensivos y efectivos, aunque hay que darles tiempo para que actúen y evitar el contacto con el sol para no empeorar la condición. Igualmente, cabe resaltar que, en ocasiones, las pecas no se eliminan directamente, sino que se disimulan o se hacen más claras. De hecho, algunas veces se debe acudir a técnicas específicas si deseamos eliminarlas por completo.

El mejor remedio para tratar las manchas en la piel es evitar los factores que las producen:

  • Exceso de exposición al sol: Debemos usar siempre una loción protectora adecuada para nuestro tipo de piel. También gorra y gafas solares si es necesario, y evitar las horas del mediodía siempre que sea posible.
  • Cambios hormonales durante el embarazo: En los meses del embarazo es habitual la aparición de manchas en la piel a causa del exceso de producción de melanina. En algunos casos, las manchas desaparecen después del embarazo pero en otros permanecen.
  • Uso de anticonceptivos orales: También alteran los niveles hormonales, como sucede en el embarazo. Aunque las manchas sí que suelen desaparecer después del tratamiento.
  • Acné crónico: En estos casos, las cicatrices acaban provocando la aparición de manchas, si no se trata de manera adecuada.
  • Envejecimiento: Los déficits de nutrientes, la sequedad de la piel, la constante exposición a cambios climáticos y los trastornos orgánicos también afectan, a la larga, en la salud y el aspecto de la piel.

Tratamientos caseros para atenuar o eliminar las pecas

Aunque podemos aplicar estos tratamientos en cualquier momento, se recomienda hacerlo por la noche, ya que, en ocasiones, al contacto con el sol pueden favorecer la aparición de más manchas.

Vitamina E

La vitamina E es un producto natural que también puede ayudar a eliminar las pecas. Su uso es bastante simple, ya que solo debemos aplicar el líquido contenido en las cápsulas sobre la piel de forma periódica y dejarlo secar.

Yoghurt natural

El yoghurt es un producto lácteo, por lo que tiene una alta concentración de ácidos. Al entrar en contacto con la piel, estos actúan sobre las capas y ayudan a disminuir las manchas. Ingredientes: 2 cucharadas de yogur natural (30 ml). Aplicación: colocar la mezcla tal como si fuera una crema y dejarla secar en la piel por varios minutos. Proceder a retirarla con agua, preferiblemente fría.

Yoghurt con hierbas

Podemos combinar el yoghurt con algunas hierbas naturales a fin de maximizar su efecto en la desaparición de las pecas en la piel. Ingredientes: 2 cucharadas de yoghurt natural (30 ml), 1 taza de hierbas como la cúrcuma, mostaza en polvo (40 g). Preparación: mezclar los ingredientes. Aplicar la preparación sobre la piel, en la cantidad adecuada de acuerdo al tamaño de las manchas. Dejarla secar y lavar la zona con agua para retirarla.

Jugo de limón

Es uno de los remedios naturales más recomendados para eliminar las pecas de la piel. Esto se debe a que en su composición química se encuentra un alto nivel de ácido cítrico, que tiene un efecto importante a la hora de aclarar las manchas. Incluso, puede utilizarse otras frutas cítricas como la naranja. Ingredientes: 2 cucharadas de jugo de limón (30 ml). Aplicación: obtener el jugo de la fruta y colocarlo con ayuda de un algodón en la zona que deseamos aclarar. En algunos casos, la mezcla puede ser un poco difícil de tolerar. Sin embargo, lo ideal es dejarla actuar por varios minutos antes de retirarla con agua.

Miel y limón

En caso de que no se pueda tolerar el jugo cítrico sobre el rostro, se puede combinar con miel. Esta ayudará a complementar el efecto del limón y, además, contribuirá a mantener la piel hidratada. Ingredientes: 2 cucharadas de jugo de limón (30 ml), 1 cucharada de miel (25 g). Aplicación: extraer el jugo de un limón y mezclarlo con la cucharada de miel hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar la preparación sobre el rostro y dejarla actuar por varios minutos antes de retirarla.

Mascarilla de ananá

Es posible utilizar ciertas enzimas vegetales para ayudar a suavizar las manchas en la piel. El ananá posee una alta concentración de enzimas, que pueden convertir las pecas en manchas sin color. Ingredientes: ⅔ taza de piña (100 g), 1 o 2  tazas de agua (250 o 500 ml). Aplicación: hervir los trozos de fruta en el agua hasta que podamos formar una mezcla homogénea. Aplicar la preparación sobre la piel como una mascarilla convencional. Después de dejarla actuar por algunos minutos, proceder a retirarla con abundante agua.

Rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es el mejor remedio para regular la pigmentación de la piel, tanto por falta como por exceso, por lo que es ideal para manchas claras y oscuras. Este aceite se puede aplicar puro y sin diluir sobre la piel, dos veces al día. Se conserva en un frasco de cristal oscuro y herméticamente cerrado para que no pierda sus propiedades.

Mascarilla de frutilla

Esta deliciosa fruta tiene la propiedad de disimular progresivamente las manchas oscuras de la piel. Hay que realizar una mascarilla de frutillas machacadas una vez a la semana, la cual dejaremos actuar durante media hora. Congelarlas en una cubetera e ir usando los cubitos de frutillas para tener siempre esta fruta disponible.

Aceite de ricino

Las propiedades antioxidantes del aceite de ricino pueden disminuir la concentración de melanina en las pecas. De este modo, se lograría reducir la presencia de estas manchas. Lo mejor es que podremos aplicarlo de forma directa sobre la piel, ya que no necesitamos una preparación exhaustiva. Ingredientes: ½ taza de aceite de ricino (125 ml). Aplicar el aceite con un algodón sobre la zona y dejar que la piel lo absorba. Seleccionar la cantidad de aceite en función del tamaño de las manchas y las zonas donde estén presentes.

Cuando se aplican cualquiera de estos remedios naturales, tenemos que recordar que no hay que exponerse al sol. Además, no hay que olvidarse de consultar con un médico dermatólogo para intentar otros maneras de controlar las pecas.

Por otra parte, aunque las pecas no son peligrosas, en ocasiones son muy similares a otras manchas sobre las que sí debemos preocuparnos. Estas últimas podrían ser síntomas de cáncer de piel. Por eso se recomienda que, si se observa algún cambio en el color o en la forma de las manchas, hay que solicitar turno con un médico dermatólogo. Él realizará una evaluación más detallada y descartará cualquier peligro.

SHARE WITH FRIENDS: