Home » Belleza y Salud » Recomendaciones para cuidar el contorno de nuestros ojos

Hoy en día, contamos con varios métodos naturales que protegen el contorno de los ojos contra los signos prematuros de la edad. Como muchas mujeres ya lo sabemos, esta zona del rostro es una de las más delicadas y, suele desarrollar flacidez y arrugas cuando no se cuida ante las agresiones externas. De hecho, se estima que es hasta 10 veces más fina que cualquier otra parte del cuerpo y además, tiene menos colágeno y elastina. Sumado a esto, es una zona que deja ver los efectos del cansancio físico y estrés, dado que desarrolla las tan odiadas ojeras. Debido a todas estas razones, el contorno de los ojos requiere de cuidados diferentes.

Si bien hay disponibles productos cosméticos que ayudan a prevenir y disimular, en general hay algunas medidas adicionales que se deben aplicar. Por suerte, la protección solar y el uso de una crema antiarrugas contribuyen a mantenerla joven.

Recomendaciones para cuidar el contorno de nuestros ojos

  • Consumir más agua: una adecuada hidratación de la piel comienza desde el interior de nuestro cuerpo. Por eso, si el objetivo es proteger el contorno de los ojos, se debe vigilar que el consumo de agua sea el adecuado ya que es vital porque estimula la oxigenación celular y ayuda a conservar la elasticidad.

  • Descansar las horas necesarias: Uno de los grandes y más simple secreto para proteger el contorno de los ojos y prevenir las arrugas y signos de edad es:  dormir bien. Este hábito tan básico y necesario incide de múltiples formas en la salud de la piel. Además, es clave para mantener los ojos relajados y libres de bolsas y ojeras. Se aconseja dormir por un periodo de entre 7 y 9  horas diarias sin interrupciones, asegurarse de descansar en una habitación cómoda y adecuada para reducir el riesgo de problemas de sueño.
  • Utilizar protector solar: La aplicación diaria de protector solar en el contorno de los ojos es una de las claves para minimizar los daños que causan los rayos UV del sol. Debido a sus propiedades, su absorción crea una barrera contra las arrugas y la pérdida de firmeza. Se aconseja utilizarlo todos los días, aunque el día este nublado y, en lugar de usar los protectores convencionales, también se pueden usar cremas faciales con filtro. Se aconseja tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día. También,  se pueden ingerir infusiones de plantas o frutas ricas en agua. Conviene evitar por completo el consumo de gaseosas con azúcar, bebidas alcohólicas y aquellas que son estimulantes.
  • Aplicar crema para el contorno de los ojos: la crema facial convencional contiene demasiados aceites y compuestos que pueden sobrecargar el área delicada del contorno de los ojos. Por eso, lo ideal es adquirir una crema exclusiva para la protección de esta zona. Lo mejor es elegir una crema antiarrugas con retinol, elastina, compuestos antioxidantes y aquellas que también son reafirmantes. Al momento de aplicarla, realizarlo con pequeños golpecitos con las yemas de los dedos, desde adentro hacia afuera.

  • Usar aceite de semillas de uva: debido a que muchas cremas comerciales de buena calidad suelen ser muy costosas, una excelente alternativas es el aceite de semillas de uva. Este gran producto natural concentra ácidos grasos y compuestos antioxidantes que minimizan el deterioro de la piel y la aparición de arrugas. Se recomienda tomar unas pocas gotas de aceite de semillas de uva y aplicarlo en las zonas deseadas con un suave masaje, dejarlo que se absorba sin enjuagar y, utilizarlo todas las noches antes de dormir.
  • Retirar el maquillaje con cuidado: por ningún motivo se debe dejar el maquillaje puesto al ir a la cama. Sin embargo, al tratar esta zona del rostro, hay que tener mucho cuidado y demaquillar los ojos con delicadeza. Cuando se frota demasiado fuerte hay riesgo de sufrir irritaciones y debilitamiento del tejido. Conviene usar un producto natural como el aceite de oliva o el de almendras para facilitar la eliminación de los cosméticos y, emplear un paño suave o de los húmedos descartables para quitar los residuos.

  • Usar anteojos para el sol: el uso de anteojos de sol no solo es una cuestión de moda y estética. Aunque son un accesorio que aporta mucho estilo, la necesidad de adquirirlo radica en cuestiones de salud y belleza. Este elemento ayuda a proteger el contorno de los ojos y la salud visual. Aunque casi nadie percibe los efectos del sol de forma inmediata, los rayos ultravioleta adelgazan la dermis y producen pequeñas arrugas. Además, producen un sobresfuerzo visual que, con el transcurso del tiempo, se traduce en enfermedades oculares. Se aconseja comprar anteojos de muy buena calidad y en ópticas de confianza. Deben de utilizarse siempre que nos vayamos a exponer de forma directa a los rayos UV (una salida al aire libre, en la playa, paseos, etc.)
SHARE WITH FRIENDS: