Home » Belleza y Salud » ¿Qué es la osteoartrosis?

osteoartrosis 2

El cartílago es un tejido elástico y resistente que cubre a distintos huesos, impidiendo el roce y contacto directo entre ellos y previniendo su desgaste. Cuando este cartílago se daña, desgasta o rompe, aparece la osteoartrosis (OA): los huesos expuestos se friccionan lo que provoca dolor, hinchazón, pérdida de movimiento de la articulación y deformaciones. La osteoartrosis es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, con una gran incidencia en las mujeres, ya que se ven afectadas casi 2 veces más que los hombres.

La edad es el principal factor de riesgo para la OA. La National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) encontró que la prevalencia de OA de rodilla se incrementa desde 0,1% en personas de 25-34 años hasta 15-30% en personas de 65-74 años).

No se ha determinada una causa principal para la aparición de esta enfermedad sino que se sabe intervienen múltiples factores: genéticos o intrínsecos, y ambientales o extrínsecos. La ocupación, el estilo de vida y el trauma articular son ejemplos de factores extrínsecos; mientras que las mutaciones en genes que alteran la matriz del cartílago, constituyen una muestra de los factores intrínsecos. En particular, el trauma articular sucede por la práctica de deportes a nivel profesional o de alta competición o bien por la intensa pero incorrecta realización de ejercicios. Correr sobre superficies duras (aún con calzado especial), no tonificar los músculos, imponer excesivo estrés o fuerza sobre un tendón que no lo resiste, realizar repeticiones excesivas de ejercicios con una sola pierna, estirar los músculos “rebotando”, mantener posturas por largos períodos, son sólo algunos de los ejemplos.

osteoartrosis

La OA afecta principalmente a dedos, rodillas, cadera, espina dorsal, muñecas, codos, hombros y tobillos. La OA de rodilla es la más frecuente. Dentro de la rodilla existe una substancia llamada líquido sinovial que actúa como amortiguador del peso del cuerpo cuando uno camina, salta y corre; y como lubricante para que las articulaciones puedan moverse suavemente y sin fricción durante los movimientos lentos. En una rodilla con osteoartrosis el líquido sinovial ya no posee estas cualidades de amortiguación y lubricación, dejando desprotegido al cartílago y tejidos blandos, lo que produce dolor y rigidez en la articulación.

Generalmente, la OA progresa con lentitud. Entre los síntomas locales se encuentran dolor, tumefacción, rigidez por períodos breves, sinovitis, deformidad y “ruidos” articulares. El dolor, cuando es un estadio temprano de la enfermedad, aparece después del “sobreuso” articular y se alivia con el reposo; pero, más tarde, puede aparecer al mínimo movimiento o aún en el reposo nocturno.

descubre-que-es-bueno-para-la-osteoartritis

El diagnóstico de la OA es esencialmente clínico y se confirma con análisis del líquido sinovial y estudios por imágenes. Las opciones terapéuticas actuales tienen por objetivo minimizar el dolor y la rigidez de las articulaciones para que el paciente pueda tener mejor calidad de vida, pero no hay un tratamiento que erradique la OA, como tampoco una cura ya que la degeneración del cartílago no puede revertirse.

En cuanto al tratamiento, presenta modalidades no farmacológicas (terapia física y de rehabilitación, terapia ocupacional, entre otros) y farmacológicas que se puede administrar en forma tópica, oral o intraarticular. Un avance entre estos últimos es la denominada viscosuplementación con una sustancia llamada hilano G-F 20, derivada del hialuronato, un componente esencial del líquido sinovial. La práctica consiste en reconstituir la viscosidad del líquido sinovial, al aplicar viscosuplementos en la articulación dañada. La experiencia viene demostrando que algunos pacientes mejoran, recuperan el movimiento e incluso retoman actividades que se habían visto obligados a abandonar. La última opción terapéutica es la intervención quirúrgica para colocar una prótesis en la articulación dañada.

SHARE WITH FRIENDS: