Home » Bienestar » Ese temor irracional de no poder estar solas

anuptofobia 2

Muchas personas no soportan estar solas, no resisten la idea de encontrarse sin pareja en algún momento de su vida adulta. Muchas veces, el problema va más allá de un deseo, de una curiosidad, del sólo hecho de “no saber estar solos/as”. Hay personas que jamás han dejado de estar en pareja y que cambian de hombre o mujer todos los meses, cada 15 días, e incluso por semana. Son personas que se la pasan buscando a su “ideal” ya sea a través de sitios web de citas, redes sociales, o intentan que cualquier amigo o conocido le ande presentando a alguien. Uno puede tender a bromear al respecto y a juzgar este comportamiento pero la realidad es que es muy factible que la persona en cuestión padezca de anuptofobia.

La anuptafobia o adicción al amor es el temor irracional a perder a la pareja o que la soltería se prolongue demasiado en el tiempo, y esto conlleva a terminar eligiendo mal las parejas y andar saltando de relación en relación sin encontrar esa felicidad compartida. El hecho de permanecer a lado de alguien por años no significa que sea una relación maravillosa, ni que vivan un amor único y especial , que todo sea color de rosas… Quienes padecen esta fobia centran todo su tiempo y gastan todas sus energías en encontrar una pareja, en estar con alguien que de cierta forma los haga sentir completos. Incluso, hasta pueden evitar ir a reuniones o eventos sociales porque no quieren correr el riesgo de que se les pregunte su estado civil o porque simplemente no tienen pareja que las acompañe.

Esta fobia suele manifestarse más en las mujeres que los hombres (si bien existen casos), ya que un hombre soltero es menos condenado que una mujer a la que después de cierta edad la misma sociedad empieza a evaluarla y a juzgarla. La edad del hombre juega a favor, más experiencia, posición económica y prestigio, no tienen el reloj biológico y su identidad va más por lo profesional que por la familia que hayan construido. Las mujeres que padecen esta fobia son incapaces de elegir buenos compañeros, sostener relaciones amorosas constructivas y felices o poner fin a situaciones de maltrato en la pareja. La búsqueda y la vida con un compañero y todo lo que tenga que ver con el universo de los dos, ocupa el lugar más importante de sus vidas, desplazando sus logros y deseos relacionados con otras áreas de desarrollo personal. Las mujeres no ponen límites a los hombres con los que se relacionan, (les toleran cualquier falta de compromiso, de respeto, de interés) por miedo a perderlo. Son excesivamente complacientes y esto hace que el hombre termine sintiendo que no hay alguien del otro lado. La relación termina por ser aburrida. Lamentablemente esta situación es bastante común; las personas que la padecen por lo general aceptan maltratos, celos, insultos y demás, con tal de no quedarse solteras.

Existen muchos factores que pueden influir a la hora de sufrir la anuptofobia, pero los factores más habituales suelen ser experiencias traumáticas del pasado o creencias irracionales sobre quedarse soltero. Los anuptofóbicos suelen ser personas celosas y muy dependientes, con muy baja autoestima, a las que les influye de manera exagerada la opinión que los demás tienen sobre ellas. Es posible que la causa de la anuptofobia también esté en la niñez, ya que los hijos de padres que no se han creado con suficiente cariño, tienen más opciones de padecer esta fobia. La falta de apoyo social en edades tempranas puede causar que los niños crezcan siendo individuos con un enorme miedo al rechazo y que evitan la soledad a toda costa. El exceso de protección también puede causar que ésta sufra pánico a la soltería al hacerse mayor.

Para poder superar la anuptofobia es necesario llevar adelante un tratamiento psicológico. Mediante una terapia con un psicólogo/a especialista es posible ir cambiado conductas para terminar venciendo a esta clase de fobia que, en definitiva, puede terminar controlando nuestras vidas. Los familiares y amigos son importantes para ayudarle en el proceso de recuperación, ya que superar cualquier tipo de trastorno es una tarea difícil. El individuo que sufre ansiedad, con los sentimientos y pensamientos que lleva asociados, marcan la dirección de su vida, en detrimento de sus aspiraciones, sus objetivos y su bienestar. La terapia cognitivo conductual puede aportar técnicas que son eficientes para el tratamiento de cualquier fobia. La técnica de desensibilización sistemática es muy útil para superar cualquier trastorno de ansiedad, ya que ayuda al paciente a afrontar el trastorno fóbico, pues le expone a las situaciones temidas reduciendo las conductas de evitación.

SHARE WITH FRIENDS: