Home » Make-Up » Prebases: el primer paso del maquillaje

IMG_20151026_141322150 copy

Comenzar a maquillarnos no arranca con la aplicación de la base. Las prebases o primers deben aplicarse antes ya que acondicionan la piel dejándola más sedosa y tersa y bien lista para “recibir” al make-up que le sigue. Además, cumplen varias funciones: hidratan, suavizan imperfecciones y optimizan los resultados y la duración del maquillaje.

Las prebases son el último gran hallazgo en el mundo del make-up. No son necesarias pero si no la aplicamos, la base dura menos tiempo porque es absorbida por la piel, pueden quedar manchas y la textura no queda uniforme. También, en muchas ocasiones, sobre todo si buscamos un maquillaje de día, liviano y natural, es posible aplicar la prebase y evitar el uso de la base. La piel queda pareja y sin brillo pero queda humectada, luminosa, con un acabado mate y con una sensación de confort.

Para su aplicación, el primer paso es limpiar la cara con algún jabón o gel de limpieza facial y luego, colocar el tónico adecuado a nuestro tipo de piel. De esta forma, al colocar la prebase, ésta quedará pareja en todo el rostro y no se empasta con la oleosidad normal de la piel. Conviene aplicarla con los dedos en forma ascendente para generar un masaje que actiive la circulación y reafirme la piel.

IMG_20151026_141338902 copy

SHARE WITH FRIENDS: