Home » Viajes » Paraíso VIP : ANGUILLA

Esta isla se encuentra ubicada al norte de St.Marteen. Fue descubierta por el explorador francés Pierre Laudonnière quien la bautizó Anguilla debido a que la forma geográfica de la misma se parece e ese pez.  Hoy es territorio británico de ultramar y el destino preferido de miles de famosos que desean pasar sus vacaciones sin el asedio de los papparazzi. Para poder acceder a ella, primero se debe volar a St.Marteen y desde el puerto francés de marigot, tomar un ferry hacia este sofisticado paraíso. Recortada por aguas que oscilan entre las tonalidades del aguamarina y el azul cobalto, sobre esta lengua de arenas blancas se apoyan, a lo largo de 102 km2, algunos de los hoteles más lujosos del mundo.

En Anguilla no existen los resorts, tampoco los shoppings ni los casinos y jamás amarran cruceros multitudinarios. Tiene 33 hermosas playas en las cuales la pesca es una actividad prohibida, así como también la práctica de deportes como el jet  ski. El concepto de lujo es distinto al que puede apreciarse en el resto del Caribe. Se trata de disfrutar al máximo de la naturaleza virgen, de la elegancia y de la buena cocina, relajarse por completo, todo con absoluta privacidad, algo muy buscado y deseado por el Jet Set mundial.

A los  tradicionales hoteles CAP JULUCA (excelente su restaurante francés Pimm) y CUISINEART (con spa, huerta hidropónica y una piscina rectangular que comienza en el lobby y se estira hasta rozar el mar), acaba de sumarse el flamante VICEROY. Inaugurado en noviembre de 2010, este hotel –el más grande de Anguilla y de la cadena homónima con base en Los Ángeles– ya fue elegido por Paul Mc Cartney y Michael Jordan. El ineludible mar y sus playas espectaculares inspiraron a la diseñadora Kelly Wearstlerpara ambientar los grandes interiores de esta arquitectura minimalista en una combinación de tonos calmos y texturas diferentes que aportan la madera, los cueros y telas. El hotel tiene 166 habitaciones,clasificadas en lujosas dobles con vista al mar y en exclusivas villas con piscina propia y ama de llaves, y para cada huésped hay un empleado a su disposición. La más destacable de sus piscinas es la Sunset Lounge. Infinita, sus límites de confunden con el azul del mar por un lado, y por el otro llegan hasta el salón del bar para así poder llegar nadando y observar la caída del sol con tragos, aperitivos, cócteles y bocados de sushi, todo acompañado con acordes de piano. Por la noche, las mesas se iluminan con lámparas de sal y el maître ofrece pashminas a los comensales friolentos. Fiel a su naturaleza relajada, la noche no es el fuerte de Anguilla. La acción sucede durante el día, al aire libre. Golf en el Temenos Golf Club o las horas junto al mar. Y para socializar están los barcitos de la playa Shoal Bay, la más popular de la isla.

SHARE WITH FRIENDS: