Home » Viajes » Nordeste brasileño: la playa de PIPA

En el lindísimo nordeste brasileño, 85 kms al sur de la capital del estado de Rio Grande del Norte, hay un pequeño paraíso : PIPA. Para llegar, hay que tomar la BR 101 desde el aeropuerto internacional de NATAL.

PIPA ofrece, por lo menos 4 playas a las que, si uno lo desea, se puede llegar caminando desde el centro del pueblo o tomar las vans públicas que pasan seguido por la calle principal, por menos de R$ 3. Cada playa es bien distinta de la otra. Las hay con acantilados, con piedras enormes o con piscinas naturales, con o sin gente, con delfines, con o sin olas, con bares y también sin ellos. El pueblo, de unos 5.000 habitantes, todavía respira al ritmo de la villa de pescadores que supo ser hasta bien entrados los años 80 : despierta al amanecer, a la siesta respeta el descanso y cerca de las 17.30 hs, cuando empieza a caer el sol, se encienden sus callecitas de adoquin que suben y bajan y, en las que una puede pasar horas en sus galerías de arte, tiendas de ropa, o negocios de artesanías locales. La gente se mueve sin apuro, relajada.

Sobre la avenida de los Golfinhos, la calle principal, se mezclan la sofisticación de los restaurantes de cocina internacional con sitios como “Doña Branca”, versión brasilera de nuestros tenedores libres, donde se pueden degustar platos típicos mientras se disfruta de una hermosa vista al mar. Las creperies se alternan con los supermercados y las heladerías familiares con los bares para los más jóvenes. Lo chic y lo moderno con el color local, acá dan una fusión perfecta. PIPA da para todo, todo el año : para ir en pareja, con amigos, en familia, con hijos chicos, etc. Su temperatura promedio anual es de 28° y el agua del mar está siempre en unos 26-27°.

LAS PLAYAS

  • Playa del centro: es la que eligen los lugareños, y está siempre muy concurrida. La ventaja es que tiene cerca muchos restaurantes y que está a pocos pasos de la mayoría de los hospedajes.
  • Praia do amor: es el enclave surf de Pipa. Llegás a pie bordeando el mar desde la Playa del Centro, unos 500 mts hacia el sur, o podés ir desde la avenida de los Golfinhos y doblar en la calle Praia do Amor. Sobre la arena tiene unas enormes piedras negras que convierten esa porción de la costa en un paísaje único. Lo mejor son las piscinas naturales que se forman entre las rocas cuando la marea está baja
  • Baia dos Golfinhos: de todas, es la mejor playa para nadar, porque el agua es más bien calma y se siente más calentita que el resto. Pero lo novedoso es que mientras nadamos, podemos encontrarnos con delfines. A esta playa sólo se accede caminando por la costa desde la playa del centro. Conviene ir preparado : con comida/vianda y todo lo que consideres necesario, ya que allí no hay ningún tipo de infraestructura (ni baños, por ejemplo), apenas algún que otro puestito donde venden jugos de frutas o cervezas bien heladas.
  • Praia do Madeiro: esta playa es la que tiene más onda, ofrece actividades para todos los gustos, alquilan reposeras, kayaks, tablas, y hay una amplia oferta de escuelas de surf. A lo largo de toda su extensión se enfilan pequeños restaurantes de playa donde podés comer. Para llegar caminando desde el centro es un poco más lejos, asique conviene tomarse un taxi o una van pública.

PASEOS

Para tener estupendas vistas de altura de las playas (podés ver delfines o tortugas llegando a la costa), hacer un poco de trekking y sumergirte en la selva un rato, podés hacer un recorrido por algunas de las áreas de la Reserva Santuario Ecológico, a pocos kms del pueblo (R$ 10 por persona). También cerca de PIPA, Tibau do Sul tiene igualmente una playa hermosa al lado de la lagoa de Guaraíras. Para conocer más a fondo el litoral y sus manglares, las agencias de turismo ofrecen paseos en catamarán, en lancha, y travesías en buggy, un clásico de la zona.

SHARE WITH FRIENDS: