Home » Belleza y Salud » No hay que exagerar al exfoliar la piel

Siempre que nos lavamos la cara y limpiamos el rostro, la a sensación es grandiosa: nos sentimos frescas, renovadas, energizadas. Cuando utilizamos una crema para exfoliar , nuestra piel queda más elástica y suave. A pesar de ello, no debemos abusar de la exfoliación, no debemos exagerar. Lo ideal es no realizar exfoliaciones diariamente porque la piel al ser frotada regularmente reacciona y se vuelve mas gruesa, áspera y reseca, generando un efecto contrario al que se busca.

Pasos para una buena y correcta exfoliación

  • Aplicar el producto sobre la piel limpia y humedecida. Esparcir con los dedos o con un cepillito de cerdas suaves con movimientos giratorios. Luego, retirar con agua tibia. No frotar demasiado la piel para no irritar.
  • Las veces que deberíamos exfoliar nuestro rostro dependerán del tipo de piel, la salud en general, y el tipo de exfoliante. Mientras más suave sea el exfoliante mas veces podremos usarlo.
  • Si se usan exfoliantes de acción fuerte solo realizar la exfoliación 1 vez por semana.
  • Podemos ayudarnos a pasar el producto con una esponja marina, un guante de hilo o una esponjita de toalla.

La piel se renueva cada mes en forma natural por factores como la edad, el clima, la alimentación y hasta el estrés. Pero para que este proceso resulte beneficioso para la salud y la belleza del rostro es esencial hacer un tratamiento exfoliante específico con productos adecuados para eliminar impurezas y preparar la piel para la acción de las cremas con componentes nutritivos e hidratantes. En ese sentido la exfoliación consiste en eliminar las capas mas superficiales de la piel con el objetivo de afinarlas. Se realiza en forma manual, arrastrando en forma mecánica las células, con diversos productos. Para una acción a nivel de capas profundas, lo recomendable son los peelings en gabinete o en centros de estética reconocidos, con dermatólogas, ya que sólo deben ser realizados por un médico o cosmiatra profesional.

Exfoliantes “home made”

Hay mezclas que podemos realizar en nuesros hogares con productos naturales, si no tenemos una crema específica a mano y nos urge una exfoliación:

  • Limpiar: azúcar morena con crema limpiadora.
  • Suavizar: azúcar y jugo de medio limón, con el rostro limpio y húmedo colocar la preparación y realizar movimientos circulares; dejar actuar 5 minutos, retirar con agua tibia y luego hidratar con la crema habitual.
  • Arrastrar: 1 taza de avena o granola con una cucharadita de miel; aplicar con agua tibia y enjuagar. Tonificar con agua de rosas.
  • Exfoliar y nutrir: 7 cucharadas de azúcar y 5 de aceite de almendras o de oliva; mezclar y colocar en la piel previamente lavada, realizar masajes circulares y luego de 5 minutos lavar con agua tibia. Posteriormente hidratar.
SHARE WITH FRIENDS: