Home » Make-Up » Make-up con brillos

Los brillos vienen a paso firme y, no sólo para lo que es ropa y accesorios. También, son una de las tendencias más fuertes en maquillaje. En verano, con la piel bronceada, los brillos suman mucha sensualidad.

El primer paso para ir acercándose a esta propuesta es resaltar los pómulos y el hueso de la nariz con algún efecto luminoso en crema. Durante el día, hay que tratar de que el brillo sea más suave y no recargar. Lo ideal es usar texturas más cremosas, por el calor y la transpiración de la piel. En cuanto a la noche, las texturas en polvo son las aptas.El brillo puede utilizarse en el cuerpo con cremas y bases de pigmentos dorados. Las cremas con brillos corporales vienen bien para el día y la noche ya que al tener color ayudan a mejorar las imperfecciones del bronceado. Las piernas serán las más beneficiadas. Eso sí, hay que tener cuidado con los productos aceitosos ya que pueden manchar la ropa.

Un consejo a tener en cuenta es equilibrar el uso de brillo entre las uñas y la cara. La idea es reforzar alguna de estas áreas de cuerpo. El mundo de la cosmética trae glitter, gloss y la última novedad: iridiscencia. El glitter es un producto llamativo y el furor del verano es usarlo en las uñas. Puede utilizarse un esmalte con color y agregarle encima uno translúcido con glitter, o directamente esmaltes coloridos que ya lo tienen incorporado.

make-up con brillos

En los ojos, siempre aplicarlo como último paso del make up. Vienen sombras con glitter en gel, que se colocan con pequeños golpecitos sobre la zona deseada. Lo más conveniente es utilizarlo sobre el párpado móvil ya que permite una mayor duración y se ve más sofisticado generando brillo en la mirada. A su vez, si contamos con glitter suelto se puede aplicar por debajo de una sombra en crema para generar contraste o con alguna cremita suave para que se adhiera y dure más. Queda muy bien el plateado sobre sombra negra.

Para aquellas mujeres que no se animan a usarlo en total look, pueden optar por glitter en el delineado. Muchos lápices lo traen incorporado. Es indispensable que el trazo sea prolijo, bien fino y con silueta, y la forma de aplicarlo es con una brocha sintética finita y en punta o maleable (las de delineado líquido) preferentemente mojada para que el producto se adhiera. Al momento de realizar el trazo, ir haciendo golpecitos con presión.

En los labios, el glitter es superllamativo pero no muy cómodo ya que tiene un efecto seco y puede raspar. El consejo es utilizar glitter con partículas pequeñas y aplicarlo sólo en el centro del labio con previa colocación de gloss o labial cremoso para que se adhiera. Otro producto con brillo es el gloss que si bien comúnmente lo vemos aplicado sólo en la boca, también puede ir en ojos o pómulos.

Para labios hay diferentes propuestas de gloss en colores o translucidos que se aplican sobre el labial. Es un producto ideal para las mujeres con labios pequeños ya que genera mayor volumen. Hay que tener en cuenta delinear los labios primero y luego aplicarlo.

Para los ojos existen productos específicos en formato glossy. Y en los pómulos puede aplicarse para generar un efecto natural e hidratado. Se necesita poner poco producto en una zona reducida.

Para el rostro, las bases iridiscentes pueden combinarse con rubor e iluminador de la misma textura. En los ojos se aconseja trabajar la profundidad en mate para generar más relieve. Y atención que no hay que abusar de la iridiscencia en la zona T, ya que podría provocar un efecto transpirado y tampoco utilizarla en caso de arrugas o poros dilatados, ya que los hará ver más grandes.

SHARE WITH FRIENDS: