Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Los problemas que suelen afectar el cabello

Mientras que la belleza del cabello  pelo se ve afectada por factores externos también es importante incorporar hábitos que marquen la diferencia. Para lucirlo brillante y sedoso, y más que nada, saludable es básico que logremos mantenerlo con esta salud en forma permamente. Para ello, hay ciertos cuidados y cambios de hábitos que son fundamentales que pongamos en práctica en nuestro día a día. Y, al igual que cuidamos nuestro organismo y nuestra piel, tenemos que tomar con la misma seriedad el cuidado del cabello que, a lo largo de la vida, está expuesto a daños temporales que solo se pueden reparar con los productos indicados.
Los principales problemas:La Resequedad: las señales que lo “delatan” es que no podés peinarlo mucho o desenredarlo porque “se corta”, aún estando húmedo. La rsequedad suele causarse debido al uso inadecuado de productos de modelado o secado, el exceso de lavado, las decoloraciones y permanentes. Estos procedimientos generan una pérdida de hidratación.

Las puntas abiertas: las señales que lo demuestran es cuando el cabello se bifurca como un caminito, forma una “Y” justo al final, lo cual dificulta lograr una apariencia fuerte y entera. Con respecto a las causas: las puntas de nuestro pelo son la parte más vieja de nuestro cabello, la que nació hace un tiempo y fue quedando, porque no la cortamos. Se suelen abrir cuando la capa protectora se desgasta por la acción de productos químicos, por factores climáticos, y también, puede ser, por la forma en que fue cortado.

Cabello opaco: no importa qué tanto brille el sol, el cabello no lo hace y luce opaco, apagado. Además, casi siempre  se suele sentir poroso y áspero al tacto. Las causantes: el cabello brilla porque refleja la luz que incide sobre él. Aunque la forma y el color influyen en este mecanismo, lo cierto es que cuando el pelo está dañado, no importa que tan clara y lisa esté la melena, el efecto no se produce. Esto sucede porque la cutícula tiene una superficie rugosa que necesita ser hidratada.

El Frizz: las señales son bien claras y evidentes.El cabello luce como si estuviera cargado de energía eléctrica, como si te hubieran frotado la cabeza con un globo, lo tenemos con las machas levantadas y pareciera no haber forma de “bajarlas” y “aplacarlas”. Suele sucederle a casi todas las mujeres cuando tenemos días con un clima de mucha humedad. La resequedad ocasiona una apertura de los poros que se refleja en esa apariencia de frizz permanente. Llega ya a ser un problema cuando esta condición se mantiene incluso en días en lo que no hay humedad.

¿Cómo logramos solucionar estas situaciones para lucir una mejor melena?

Existen ciertas sustancias a las que el pelo reconoce como aliadas. Son las que contienen ácidos grasos insaturados, muy similares a los lípidos naturales que producen las glándulas sebáceas. Sólo cuando el cabello lastimado reconoce estos elementos como “familiares” es cuando comienza su proceso de incorporación a través de la absorción. Una de estas “sustancias aliadas” es la caléndula. Su aceite es completamente versátil y puede solucionar el quiebre, debilitamiento, la falta de brillo, falta de movimiento y hasta puntas abiertas, gracias a su poder regenerador y cicatrizante.
Existen muchas empresas que fabrican shampoos, acondicionadores, máscaras capilares, y cremas para peinar, lo cual hace mucho más fácil su uso. El efecto reparador es inmediato, gracias al relleno de microfisuras que produce el quiebre. Además, en muchos casos, contamos con ampollas que prometen reparar el daño de todo un año, en un solo lavado (habrá que probarlas para ver si realmente es cierto). Las propiedades de la caléndula,  suelen también potenciarse por ceramidas,lo cual lo convierte en un producto indispensable para recuperar el pelo durante el verano, el momento del año en que más daños sufre.

SHARE WITH FRIENDS: