Home » Moda » Los looks que no deben usarse en la playa

look veraniego

 

Exceso de accesorios. Si bien ocupan menos espacio (pensando en cuando armamos la valija) y los usamos para dar versatilidad a las prendas, tené cuidado con la cantidad que usás en cada look para no verte recargada y, sobre todo, no los coloques en zonas que no deseás destacar.

Tacos (en la arena). Las tendencias dicen presente en todo tipo de calzado. Pero ¡ojo! tenés que pensar no sólo en cómo se ven sino en los lugares en los que vas a estar para evitar caídas y situaciones incómodas, como que tengamos cara de horror por si te trastabillás…

Prendas aptas para la ocasión. De nada sirve estar en la playa sufriendo porque podés estropear una prenda que no es la ideal para ese ámbito. Podés verte arreglada y a la moda, con géneros que te permitan disfrutar del día y del aire libre, dejando lo más sofisticado para una salida nocturna.

Sombreros que restan. Los sombreros nos protegen del sol y de las altas temperaturas pero tenés que elegirlos según tus características, para que respeten tu estilo y acompañen tu outfit. Por ejemplo, un sombrero romántico no quedará armónico con prendas de estilo llamativo y, si nos sentimos incómodas con lo que llevamos aunque no lo digamos con palabras, se nota con el lenguaje corporal, por lo que no contribuye a una imagen positiva.

Anteojos de sol que nos desfavorecen. Si nos dejamos guiar por las tendencias sin considerar tu tipo de rostro, podemos elegir anteojos demasiado pequeñas o extra grandes, así como diseños que, lejos de optimizar la imagen, marquen aspectos que te gustaría disimular. Por ejemplo: lentes del estilo aviador en mujeres de frente ancha no serán la mejor opción ya que reproducen en el diseño la forma del rostro y marcan esta característica en vez de hacer que pase desapercibida.

Demasiado make up. Para el día, además de ser tendencia, por una cuestión de comodidad y practicidad, el maquillaje debe ser tenue y natural sin parecer recargado ni artificial.

Perder la esencia. Sin dudas, el mayor “pecado capital” consiste en incorporar las tendencias solamente porque están de moda, sin pensar cómo es nuestro estilo, en las prendas y accesorios que realmente nos agradan y asemejarnos al maniquí de una vidriera o ser la copia fiel de una publicidad en algún medio. No proponemos dejar de lado las tendencias, sino incorporarlas racionalmente, siempre demostrando quién sos: tu imagen es la narración tu nuestra identidad y de tus gustos y, si no lo tenés en cuenta, corrés el riesgo de uniformarte y perder tu individualidad.

SHARE WITH FRIENDS: