Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Los cortes y peinados para este otoño

Para este otoño-invierno, nada de cabello lacio y perfecto. Se anticipa una vuelta a los 80, con permanentes incluidas, y ondulados informales. El pelo habrá que lucirlo cuidado pero natural y descontracturado.

La onda no pisé la peluquería está de moda. El cabello se lleva con ondas relajadas en melenas medias y con raíces despegadas. Las ondas son suaves y marcadas, y se llevan sueltas. Podés lograrlo secando el pelo con difusor para que se vean naturales. No importa, incluso, si queda algo de frizz. Mejor todavía si te peinás el día anterior, se logra un acabado más casual. Podés recurrir a un brushing o a una buclera para obtener algo de movimiento. Si usás flequillo que tenga algo de volumen. Puede llevarse abierto para despejar la frente. Todo lo menos artificial posible y ni mucho batido ni grandes jopos. Si lo tuyo es el pelo lacio, con raya al medio, afina la cara.

En semirrecogidos, los rodetes se ven desprolijos. Sólo para eventos muy formales los recogidos remiten a los años 50, con peinados cerrados y muy prolijos. Reservalo para una gala. Si no, colitas tirantes con efecto húmedo, en un peinado bien pegado a la cabeza, con gel para dar brillo, es más trendy. Las medias colas que despejan la cara son otra opción. Las trenzas aportan cierto romanticismo y bohemia, y valen en todas sus versiones. Un peinado fácil de hacer en casa: con el pelo semihúmedo aplicá una mousse suave y realizá torzadas. Dejá secar y listo.

  • Entre 20 y 30  años: Si tenés hasta 20 años y el pelo sano, dejalo crecer bien largo. Va bien el largo XL, entero y  con ondas naturales que se van a suavizar por su propio peso. El pelo largo se luce atado o suelto. ¿Lo querés más elegante? Dale un efecto mojado a los costados. Para una fiesta , llevarlo bien sexy como Brigitte Bardot: extra largo, con ondas y flequillo largo para usar entreabierto. Se impone la geometría, con cortes asimétricos en todos los largos, hasta el rapado de un lado de la cabeza, para las más rockeras.
  • De 30 en adelante: el corte más moda es la melena rebajada adelante con rulos logrados con permanente, onda Flashdance. En este caso, la permanente es más suave. Otra opción es el corte cuadrado al estilo Michelle Pfeifer en Scarface. Supone un pelo lacio y muy metido para adentro. También está el largo con terminación triangular y mucho rulo. Si sos más grande, el largo debe rozar los hombros, con una melena con mucho movimiento, efecto despeinado. Visto de frente, llega entre la altura del mentón y de los pómulos, formando un fleco movible que se puede llevar de costado. La melena debe verse medio rota, en capas, pero no muy rebajada, más bien por arriba de los hombros. Incluye leves ondas.

los cortes y peinados para este otoño

Los colores

Cobrizos, mieles, borgoñas, dorados, rubios y muy rubios, que pueden verse parejos en todo el pelo o con detalles más claros en las puntas. En color, Juliana Awada marca tendencia. Su tono de pelo cobrizo, que tira al chocolate, se usa e imita; además acepta apenas una suave iluminación, pero desde las capas de adentro, de modo que quede visible sólo cuando se mueve el pelo. Puede tener reflejos, pero que no arrancan desde la raíz. Los rubios, en cambio, son más puros, sin mechas. Como alternativa está el tono oro rosado, un rubio que asemeja al tono de rubio que resulta de su exposición al sol. Para las más osadas, el gris claro artificial, bien distinto al tono de las canas, se lleva en todo el pelo corto.

El bronde, a medio camino entre el rubio y el castaño, sigue; puede incluir mechas en el frente. Para obtener un efecto con el color, la técnica de contouring es perfecta. Se trata de un juego de luces y sombras que se aplican en el pelo para marcar el contorno de la cara y destacar los rasgos. En caras redondas se ilumina la mitad superior con más luz en los mechones de adelante. En caras largas se usan mechas de la parte media del pelo a las puntas.

SHARE WITH FRIENDS: