Home » Actualidad » Los adictos al trabajo obtienen peores resultados

Una investigación reciente ha demostrado revela que, aquellos adictos al trabajo, que dedicaban muchas horas a sus tareas, no conseguían mejores rendimientos en su negocio, sino peores. Los también denominados workaholics, consiguen peores resultados en el entorno laboral. Por el contrario, los empresarios apasionados con su empleo, pero que no llegaban a obsesionarse con él, obtenían resultados más positivos.

Se realizó una encuesta a 180 trabajadores dueños de sus negocios. El 84% tenía al menos un empleado y pertenecía a los sectores financieros, de consumo, informático, de transporte y de comunicaciones. El 59,1% eran hombres, casi la mitad con título universitario, con una edad media de 42 años y más de 18 años de experiencia laboral.

Los investigadores diferenciaron dos tipos de perfiles:

Los adictos al trabajo (workaholics): El término workaholism lo introdujo Oates (1971) para definir su propia relación con el trabajo que él entendía similar a la que tienen los alcohólicos con la bebida. Para Oates, workaholism es una necesidad continua e incontrolable de trabajar que termina afectando a la salud, al bienestar y a las relaciones del workaholisc con su entorno-
Los involucrados: trabajan con pasión, pero no se obsesionan, y consiguen desconectar y extraer emociones positivas de su empleo. Por el contrario, los adictos nunca están satisfechos con ningún resultado, no pueden dejar de pensar en el entorno laboral (incluso en su tiempo libre), dedican más horas de las debidas a su negocio y no sienten emociones positivas con el trabajo realizado.

El estudio revela que la adicción al trabajo, a diferencia del compromiso laboral, produce emociones negativas, las cuales, a su vez, afectan negativamente al crecimiento y el éxito del negocio. En el caso de la implicación con el trabajo ocurre justo lo contrario, puesto que se producen emociones positivas, lo que conduce a resultados favorables para el emprendedor y su empresa.

La adicción al trabajo se entiende como un daño laboral de tipo psicosocial caracterizado por el trabajo excesivo, debido a un irresistible impulso a trabajar constantemente. Los problemas que experimenta la persona adicta al trabajo, similares a los de otros adictos: ansiedad, estrés, malestar, etc. terminan afectando a sus relaciones dentro y fuera del entorno laboral, lo que se traduce en conflictos e, incluso, contrariamente a lo esperado, en un bajo rendimiento laboral.

Es importante tener en cuenta que cualquier adicción es un estigma social, parecería ser que en los estudios sociológicos este tipo de adicciones hasta es incentivado por el contexto inmediato de la persona. La adicción al trabajo no tiene un objeto de gratificación directa tras la conducta adictiva, como sí ocurre con el consumo de drogas o con la actividad sexual obsesiva, entre otras, que resultan placenteras en sí mismos. En cambio, la posible gratificación por el gran esfuerzo del adicto en su trabajo no es inmediata, pueden ser gratificaciones económicas o el reconocimiento y éxito profesional que derivarán después de un cierto tiempo de conducta sostenida.

Una persona sana produce una cantidad equilibrada de neurotransmisores como la serotonina, dopamina, GABA, glutamato, acetilcolina y endorfinas, lo que hace que tengan un bienestar general, regulación del humor, del dolor, del placer, ansiedad, depresión…etc. El sistema de recompensas químicas del cerebro es el camino más importante en el desarrollo de cualquier adicción. La liberación de neurotransmisores por parte del cerebro es responsable de estos sentimientos de felicidad. El circuito de recompensa del cerebro, donde entra en juego el neurotransmisor dopamina, nos hace repetir esta conducta que nos ha hecho sentir bien. Por diversas vías se conecta con la memoria para reforzar este comportamiento, se le ordena al cerebro recordar algo capaz de producir un bienestar.

Una sociedad o un entorno familiar que aplaude este tipo de conducta adictiva reforzarán la misma además de la existencia de neurotransmisores que potenciara su persistencia. No debemos olvidar que es una adicción.

SHARE WITH FRIENDS: