Home » Psicología » Las nuevas relaciones del siglo XXI

Las exigencias hacia el matrimonio o la relación estable han cambiado significativamente en los últimos años. Mientras que hace unos años exigíamos de una relación estable que nos proporcionara seguridad y solidez, ahora parece ser que orientamos más las expectativas hacia la autorrealización y el crecimiento personal.
En general, si quierés que tu relación te ayude a alcanzar la autorrealización y el crecimiento personal, es crucial invertir suficiente tiempo y energía. Si sabés que no podrás invertir el tiempo y la energía necesaria, entonces tiene sentido ajustar tus expectativas para reducir al mínimo la decepción.

El amor y el deseo, para nuestro cerebro , van a la par.

Algunas redes neuronales sorprendentemente similares fueron activadas por el amor y por el deseo sexual, concretamente las regiones involucradas en la emoción, la motivación y los pensamientos de nivel superior.
Este hallazgo sugiere que el deseo sexual es algo más que una emoción básica, implicando la motivación dirigida a objetivos y la puesta en marcha de cogniciones más avanzadas. Aunque el hipotálamo segrega las hormonas necesarias para el apareamiento sexual, tienen que estar implicados cognitivamente áreas respectivas a mayor alcance que el mero apareamiento.
Parece ser que las diferencias se centran más en la concreción del objeto de deseo, de tal modo que el deseo sexual podría entenderse como un sentimiento con un objetivo muy específico, mientras que el amor podría considerarse un estado con un objetivo más abstracto y menos dependiente de la presencia física de otra persona.

¿Para que besamos?

Aparte de su sensualidad, los besos también nos ayudan a elegir a nuestras parejas y a mantenerlas en proximidad para nuestra próxima elección. Se han realizado varios estudios a respecto y, en uno de ellos, las mujeres en particular valoraron el acto de besar como especialmente importante, considerando el beso como una forma eficaz de poner a prueba a un nuevo compañero.
Pero besar no sólo es importante en el inicio de la relación, también parece tener una gran relevancia en el mantenimiento de las parejas.
Los investigadores encontraron una clara correlación entre la frecuencia con que una pareja se besa en el largo plazo y la calidad de su relación. Curiosamente esta misma correlación no se observó con la frecuencia de las relaciones sexuales.

¿Existe el amor a primera vista?

Diferentes investigaciones y estudios neuropsicológicos refieren a que se necesita tan sólo una quinta parte de un segundo para que los inductores químicos (endorfinas, serotonina, oxitocina, vasopresina, adrenalina y dopamina) actúen sobre el cerebro cuando encontramos a esa persona especial.

Parece ser que en un primer momento miramos justo bajo los ojos en algún punto central de la cara. Se trata de una mirada de poco más de 200 milisegundos que nos pasa totalmente desapercibida y que podría ser el principio de algo importante. Los estudios de neuroimagen sugieren que 12 áreas diferentes del cerebro están involucradas en este acto, de tal modo que al mirar o pensar en alguien que nos atrae, estas áreas liberan en el cerebro un cóctel de neurotransmisores (oxitocina, dopamina, vasopresina y adrenalina) que nos proporciona todo un mundo de sensaciones. (Por ejemplo la vasopresina es una vasodilatador por eso sonrojamos).

¿Que es el amor romántico?

El amor es un sentimiento muy complejo, un estudio reciente de la Universidad de Palermo, Argentina, arroja un interesante dato en cuanto a los “tipos de amor” que son considerados prioritarios para los sujetos objeto de estudio (en este caso argentinos; la cual puede haber variaciones con otras culturas)
La investigación concluye que el “amor familiar” es el más importante, seguido del “amor propio”, dejando en un tercer lugar poco esperado al “amor romántico” o de pareja, y aún más atrás al “amor pasional” o sexual. En este curioso “ranking de amores” los siguientes lugares son ocupados por el “amor social” y el “amor religioso”.
Parece evidente que los amores pasionales y románticos no son los únicos ni los más importantes tipos de amor a la hora de determinar la felicidad y el bienestar de las personas.
Existen diferentes tipos de amor, también es sabido la importancia cultural que se le otorga a la amistad en nuestro país.

Un dato curioso: El amor desbanca a la salud y se coloca, con una gran diferencia, como la prioridad de los argentinos, para ser felices. El amor se manifiesta en las personas como un sentimiento positivo que provoca felicidad y alegría en la inmensa mayoría de la población. Existe una relación directa entre los sentimientos de amor y felicidad, en la que ambos se retroalimentan, haciéndose crecer mutuamente.

SHARE WITH FRIENDS: