Home » Viajes » La isla de San Andrés, Colombia

La isla de san Andrés recibe a más de 600.000 turistas por año. Tiene apenas veinticinco kilómetros cuadrados y está atravesada por una buena red de caminos, lo que permite recorrerla en un solo día.

En la isla existen cerca de cuarenta hoteles de alta y media categoría, casi la mitad pertenece a las cadenas Decameron, Solar Hotels, GHL y On Vacation, muchos de ellos con sistema all inclusive. Aproximadamente un cuarto del turismo que llega a San Andrés es extranjero, sobre todo de Canadá, Estados Unidos, Italia y España. Sin embargo, el mercado latinoamericano está en constante crecimiento, esencialmente con visitantes brasileros y argentinos.

Se encuentra ubicada a uno 800 kms de la costa colombiana y sus playas son consideradas idílicas por los vaijeros que han llegado a conocerlas. Además, cuenta con sus propias costumbres, su idioma y su ritmo. Esta distancia la convierte en el rincón menos colombiano de toda Colombia. Lejos de emparentarse con las tradiciones de sitios como Bogotá o Medellín, las costumbres de los sanandresanos guardan una estrecha relación con las de otros pueblos caribeños, especialmente en lo que tiene que ver con la gastronomía y la música. En los sabores se nota la influencia de las culturas angloantillanas y africanas, con platos usualmente sazonados con mucho coco, clavo, canela y jengibre. Y en el ámbito de la música, el calipso y el reggae están omnipresentes en toda la isla.

Los raizales son los pobladores origibnarios. Diferenciados de otros habitantes de San Andrés a los que se los conoce simplemente como isleños, los raizales hablan el creole sanandresano, una lengua nativa derivada del inglés surgida en la época de la esclavitud como alternativa de comunicación para gente que provenía de muchos lugares distintos de África, sin un idioma común.

isla de San Andrés_Colombia

Uno de los cayos más cercanos es Johnny Cay, al que se arriba en lancha en apenas 10 minutos. Tiene una infraestructura turística que incluye paradores y bares, habitualmente llenos de turistas.

Rose Cay y Haines Cay son 2 muy pequeños cayos que constituyen uno de los atractivos turísticos principales de San Andrés. Al encontrarse más lejanos, reciben menor afluencia turística. Se encuentran cubiertos en su totalidad por arenas calcáreas que apenas sobresalen del mar, los cayos afloran por decenas alrededor esta isla. A la mayoría de ellos se accede por medio de navegaciones muy cortas, usualmente desde North End, el principal núcleo urbano de la isla.

Rose Cay es algo mayor en tamaño y su principal atractivo son las especies de peces coralinos que abundan junto a sus costas. La abundancia y colorido de estos peces es tal que se considera a este cayo como uno de los mejores lugares de todo el Caribe para bucear o hacer snorkel. En aguas increíblemente transparentes, siempre hay grupos de turistas sumergidos en el mar que se maravillan no sólo con los peces sino también con erizos y rayas, que pueden verse de a decenas.

Haines Cay es un cayo más pequeño y menos concurrido, que sólo tiene unas cuantas palmeras y un bar de estilo rastafari en el que se puede disfrutar del tradicional Coco Loco, un trago tradicional de San Andrés que combina vodka, brandy, ginebra, whisky y ron.

Atractivos

Casi en el centro geográfico de San Andrés, La Loma se caracteriza por una arquitectura típicamente caribeña, con coloridas casas de madera en cuyos frentes se destacan siempre amplios balcones. Un ejemplo de esta arquitectura es la Iglesia de San Luis, el templo bautista más antiguo de San Andrés. Levantado en 1844, está construido totalmente en madera y tiene un espectacular techo a dos aguas que se corona con un campanario al que se puede subir después de ascender una estrecha y muy empinada escalera. Una vez arriba, las vistas resultan espectaculares. El campanario de la iglesia de San Luis es el mejor mirador de todo San Andrés porque desde allí se puede ver gran parte de la isla, incluyendo la costa oriental y la occidental, con todo el mar Caribe extendiéndose hasta el horizonte. La vieja iglesia de San Luis es uno de los puntos salientes del recorrido turístico por la isla que ofrecen la mayoría de las agencias de viajes locales.

Iglesia_isla de san andrés_Colombia

La mayoría de los circuitos comienza con la visita de la Cueva de Morgan. Una leyenda asegura que allí está escondido el tesoro del pirata más famoso de la historia. Un museo repleto de garfios y otros elementos propios de los bucaneros precede a la cueva, a la que se baja por una angosto y serpenteante escalera de piedra. Abajo la luz es escasa, lo que obliga a andar con cuidado para no caer en un pozo repleto de agua que inunda el fondo cavernoso.

Cueva del pirata Morgan_isla de san Andrés_2

No lejos de la Cueva de Morgan se encuentra West View, un encantador sitio costero con una piscina natural a la que se puede saltar desde un trampolín sobre una saliente rocosa. Repleto de peces coralinos, la piscina es ideal para hacer snorkel.

En la misma zona se halla el Hoyo Soplador, un agujero cavado entre rocas que conecta con varios túneles que llegan hasta el mar. Con cada ola que pega contra la costa, en especial durante la pleamar, los túneles se llenan de agua que corre hasta llegar al agujero. Entonces, como la erupción de un géiser, el agua trepa por el agujero y salta con mucha fuerza. A la espera del fenómeno, los turistas se paran frente al agujero, mirando hacia abajo, hasta que repentinamente el hueco parece explotar y el agua los empapa, al tiempo que una ráfaga de viento les sopla el rostro.

Por último, el recorrido por San Andrés llega hasta Charquitos, una de las playas más tranquilas y familiares de la isla, en su extremo más austral. Protegidas por una larga barrera coralina, sus aguas son completamente mansas y asemejan un enorme piletón tan cálido como transparente. No lejos de la costa de Charquitos, en las mañanas y más allá de la barrera coralina, suelen verse los botes de los pescadores que salen al mar a probar fortuna.

Datos para viajar

La moneda local es el peso colombiano. Un dólar equivale aproximadamente a 3300 pesos. En San Andrés se debe pagar un impuesto de entrada, que es de US$ 22.

Hasta Bogotá se puede llegar por Aerolíneas Argentinas y Avianca, en vuelo directo y por LAN, con escala en Santiago. Desde Bogotá hay varias conexiones diarias a San Andrés. Para dormir, El Royal Decameron Isleño tiene habitaciones dobles desde 330 dólares, con acceso a las piscinas, servicio de playa en Rocky Cay y shows nocturnos incluidos. Está ubicado en el norte de la isla, muy próximo al aeropuerto.

SHARE WITH FRIENDS: