Home » Belleza y Salud » La dieta sin actividad física no ayuda a bajar de peso

ejercitarse

El ejercicio, el activar nuestro cuerpo, tiene un impacto notable en nuestra salud : estimula el metabolismo, aumenta la liberación de varias hormonas y los músculos esqueléticos producen y liberan numerosas sustancias al torrente sanguíneo. Estas hormonas y esas sustancias, llamadas metabolitos, pueden entrar en varios tejidos corporales, influyendo la expresión genética que podría inducir adaptaciones favorables para la salud.

El ejercicio puede alterar los genes del músculo, lo cual mejora el transporte de la glucosa sanguínea, y prevenir la diabetes tipo 2. Una sola sesión de ejercicio puede mejorar el perfil lipídico en sangre, disminuir la presión sanguínea y mejorar la sensibilidad a la insulina, todas respuestas favorables. Pero estos beneficios pueden no ser efectivos a menos que el ejercicio se vuelva habitual. La constancia y regularidad es el secreto. El ejercicio constante redunda en pérdida de peso y en la posibilidad de mantenerlo estable. Y cualquier beneficio se potencia si se realiza junto con una dieta adecuada.

actividad_física1

Se aconseja realizar actividades estructuradas o libres, pero siempre sostenidas para obtener resultados visibles.

beneficios de practicar ejercicio fisico

En el gym lo que hacemos es una actividad estructurada, con un programa planeado para mejorar la condición física, salud incluida, claro. Algunos básicos saludables, las caminatas en la cinta de intensidad moderada, los ejercicios de pesas personalizados (un profesor de educación física debe orientar y controlar la rutina) que abarquen el trabajo de todos los grupos musculares.Es preciso quemar calorías si se pretende bajar de peso, tonificar los músculos.

realizar-ejercicios-diferentes

La actividad física no estructurada es ideal para practicar en casa, como andar en bicicleta (8 km durante 30 minutos, por lo menos), subir escaleras (15 minutos), bailar (30 minutos), arreglar el jardín, limpiar el patio o lavar ventanas (en forma sostenida durante por lo menos 45 minutos hasta una hora, aproximadamente) y, entre otras, saltar la soga (15 minutos). Estas son actividades físicas moderadas, que implican 150 Kcal por día.

ejercasa

No sirve que no haya continuidad en la actividad física y que no se mantenga de manera regular una alimentación saludable, es decir, comer bien durante toda la semana y descarrilar el fin de semana con grandes comidas, ricas en grasas, carbohidratos, alcohol. Tampoco, hacer ejercicio una vez o de vez en cuando; es imprescindible ser constante.

hidratación

Llevar ciertos hábitos inadecuados tiene efectos negativos:  no tener horarios fijos para las comidas; preferir alimentos sabrosos, pero no saludables, como frituras y pasteles; ingerir harinas procesadas y pastas; comer poca verdura fresca; comer grasa, como caldos y carnes; utilizar sal en exceso; comer bocaditos entre las cuatro comidas recomendadas (desayuno, almuerzo, merienda y cena); comer por compromiso, y tratar de comer de todo aunque uno esté satisfecho.

La restricción calórica que permite una dieta, combinada con el gasto calórico que insume el ejercicio regular, es el modo más efectivo de prevenir la obesidad y mantener un peso corporal ideal. No hay una dieta general aplicable a todo el mundo; no está bueno pasarse dietas entre amigas. Es preciso concurrir a un nutricionista. Para promover la salud se debe realizar una dieta saludable.

nutrición-deportiva

Una dieta saludable implica comer en forma equilibrada todos los alimentos, realizando una correcta selección y un adecuado consumo. Cereales: arroz, avena, cebada, maíz, trigo y sus derivados, como harinas y productos elaborados (fideos, pan, galletitas, etcétera), y legumbres, como arvejas, garbanzos, lentejas, porotos y soja; todos ricos en hidratos de carbono y fibra. Frutas y verduras: fuentes de vitaminas y minerales. Lácteos y sus derivados: leche, yogur y quesos, con las necesarias proteínas de alto valor biológico y de calcio. Carnes y huevos: con hierro y proteínas. Aceites y grasas: suman vitamina E y mucha energía. Azúcar y dulces: hay que comerlos con moderación, ya que aportan sustancias no nutritivas.

Consejos útiles:

  • 1. Consumir sólo porciones moderadas de alimentos y todos los días realizar actividad física.
  • 2. Comer una dieta que abarque gran variedad de alimentos ricos en nutrientes.
  • 3. Elegir alimentos bajos en grasas saturada y trans.
  • 4. Aumentar el consumo de frutas y verduras de todo tipo y color.
  • 5. Preparar alimentos con poca sal y evitar el azúcar.
  • 6. Moderar o evitar el consumo de alcohol.
  • 7. Tomar abundante agua todos los días, como mínimo 2 litros por día.
  • 8. Seleccionar cortes magros de carnes y retirar la grasa visible.
  • 9. Consumir aceite en crudo y evitar la fritura.
  • 10. ¡Disfrutar la comida! No comer a las apuradas o tragar.
  • 11. Mantener o mejorar el peso corporal.
SHARE WITH FRIENDS: