Home » Belleza capilar, cortes y peinados » La aparición de las primeras canas

Por lo general, en las mujeres, las primeras canas aparecen a partir de los 30 – 35 años pero, esto es sólo una estadística general ya que hay muchos factores que condicionan la aparición de las mismas.

Hay ciertos factores genéticos y otros relacionados con el tipo de vida y el stress , contaminación, alimentación, así como también factores circunstanciales, como transitar por situaciones angustiantes. Cuando se descubren las canas en el cabello pareciera activarse una alarma que indicase que se está entrando en una nueva etapa de la vida. Es que sabemos que con su color blanco, el paso de los años se está haciendo notar.

Otras veces, aparecen canas prematuras cuando, supuestamente, no deberían y surge la preocupación. Estas tienen un aspecto gris o blanco y generalmente aparecen sobre ambos costados de la cabeza, luego se extienden a la corona y finalmente hacia la parte posterior, llegando a cubrir la cabeza por completo.

lo mejor es cortar las canas y no arrancarlas

A ninguna de nosotras nos causa gracia descubrir las apariciones de estos cabellos blancos. Nos preocupamos y sentimos que hemos llegado a la mayoría de edad o bien que “nos estamos poniendo viejas”. Es uan cruda verdad, pero aún no estamos tan viejas… Por lo general, nos agarran de sorpresa, de repente, un día, al mirarnos con detalle frente al espejo o, lo que es peor, si alguien de nuestro entorno con un simple y alegre gesto nos la señala o esboza esas tremenda frase : “Uy, mirá, tenés canas …”.

Nuestra primer reacción al encontrarnos esas primeras canas es…. arrancarlas. Pero, lo mejor es cortarlas y evitar arrancarlas de raíz. ¿Por qué? Porque al arrancar ese pelo, el mismo queda sin melanina y sólo tendemos a agravar el asunto.En cada bulbo piloso pueden crecer hasta 3 pelos y el gesto de arrancarlo aumenta la posibilidad. El remedio será peor porque, cuando crezca de nuevo, en vez de una cana vamos tener tres.

Por eso, para no triplicarlas, si tenemos pocas canas y no nos teñimos el cabello, o aún no deseamos hacerlo, lo mejor es cortar ese pelo que tanto nos desagrada, lo más corto posible. Crecerá de nuevo, pero habrá solamente uno. Lo mejor es separar la cana del resto del cabello y cortarla con unas tijeras de manicura. Luego, cuando aparezcan más, no quedará otra que recurrir a las tinturas, pero al principio, y sobre todo para las mujeres a las que no les agrada teñirse, se puede retrasar esto simplemente cortándolas.

SHARE WITH FRIENDS: