Home » Psicología » Hay que estar un tiempo en soledad antes de empezar una nueva relación

En repetidas ocasiones querer estar con alguien no es sinónimo de estar listas para afrontar una verdadera relación. Hasta lograr un punto medio, muchas veces, aun sin estar listas nos metemos en una relación solo porque queremos, para evitar sentirnos solas/os y no por estar preparadas/os. Como consecuencia, este tipo de nuevos “amores” (luego de habernos separado de nuestra anterior pareja), no son beneficiosos y lo más probable es que fracasen, tarde o temprano. Ni hablar si antes una estuvo en una relación de 10 años o más y si encima tuvo hijos con esa persona. Superar ese desamor, hacer el duelo, y seguir adelante, lleva su buen tiempo. Mientras más tiempo hayas pasado soltera, más exitosa será tu siguiente relación.

El estar preparada para estar con alguien más, requiere de una fuerte relación anterior con una misma, si una misma no se conoce en profundidad, es simplemente imposible poder involucrarse con otra persona que, desde luego, será completamente diferente. Esto implica, centrar toda tu atención en conocerlo a él y, solo se obtiene ese nivel de plena satisfacción personal permaneciendo solteras.

Es imprescindible darse un espacio no para olvidar, sino para restaurar y apaciguar y sanar aquello que quedó “roto”. Muchas veces nos suele dar temor usar esa herramienta para poder conocernos a nosotras mismas, darle un vistazo a nuestro interior de la mano de la soltería nos asusta y, es porque confundimos el estar soltera con sentirse sola. Nada má lejos de la realidad.

Una necesita conocerse para poder saber exactitud lo que queremos (y aquello que no). El estar en una relación es cuestión de acuerdos, hasta llegar a un punto medio para la sana convivencia y lograr que, de esta manera, se fortalezcan las raíces de la relación. Pero sin paciencia y dejando que el tiempo transcurra y sin análisis de una misma podemos caer en una nueva relación en la cual sólo estamos cediendo por completo, o haciéndo ceder a la otra parte porque no sabemos ni siquiera qué es lo que verdaderamente queremos.

Mirar dentro de una misma, lo que llevamos dentro, regalarnos tiempo para una y estar sólo con una misma es prestar atención sólo anuestros gustos, exigencias y a nuestra propia tu existencia (lo cual no e spoco y requiere de un trabajo interno muy intenso). No es egoísmo, es todo lo opuesto, es saludable y cuidarse de una misma. Cuando puedas estar segura de lo que sos, de cómo sos, de lo que querés y, de lo que merecés, podrás dar por sentado que ya serás casi una mujer “completa”. Dejarás de buscar tu mitad y solo querrás a un compañero con quien pasar y compartir momentos e historias de vida de manera conjunta.

El estar soltera te da un definición exacta de lo que es el compromiso para vos y de cómo lo quierés en tu vida. Sólo vos sabés sobre ese equilibrio que buscás y necesitás. Cuando aprendés a disfrutar de un tiempo a solas con vos misma, te das cuenta de la diferencia existente entre SOLEDAD Y SOLTERÍA, te das cuenta de que la disfrutás, aprendás a disfrutarte y eso se nota.

Es por eso que, aquellas personas que han pasado por extensos períodos estando solteras /os, son los mejores candidatos/as para tener relaciones exitosas y duraderas. Ya no existen las dudas, están seguras de lo que quieren y no solo esto puede observarse desde dentro, sino que lo proyectan. Son más auténticas, no tienen miedo de mostrarse como son, y están listas para compartir su vida y tener una relación llena de sinceridad, menos dramas y más amor.

Si de plazos de tiempo se trata, lo mejor es dejar la ansiedad de lado ya que atenta contra todo lo expuesto. No hay una fórmula o un secreto o un tiempo indicado para la soltería. Sólo una misma sabe cuánto tardará en conocerse, aceptarse y poder dejar entrar a alguien más a tu vida.

SHARE WITH FRIENDS: