Home » Actualidad » ¿Existen formas de revertir los efectos de la menopausia?

Durante la menopausia, las mujeres sufren muchos cambios en grado variable, fundamentalmente, por déficit hormonal y trastornos orgánicos que provocan, entre otras alteraciones, incontinencia urinaria, disfunción sexual, sequedad e infecciones vaginales, etc. Estos síntomas pueden comenzar varios años antes, y en algunos casos pueden durar meses o permanecer por varios años más.

La menopausia es la etapa de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele comenzar a partir de los 45 años, cuando los ovarios dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona. La mayoría de mujeres temen llegar a este momento por miedo a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo. Todos conocemos los famosos “sofocos” que experimentan sin causa aparente, pero, en realidad, hay otros síntomas que dan el aviso de que una mujer está entrando en la menopausia.

Es fundamental tomar conciencia de la importancia de esta etapa clave en la vida de una mujer, para poder afrontarla y vivirla sin ningún tipo de miedos, tapujos y prejuicios que nos limiten a atravesarla en libertad y plenitud. Animarse a hablar del tema, compartir lo que pasa, hacer la consulta médica adecuada, buscar alternativas en relación a nuevos procedimientos, son indicaciones a tener en cuenta para lograr una mejor calidad de vida. Mantener el ritmo social y laboral sin incomodidades, realizar ejercicios y deportes, viajar y disfrutar de la vida de manera saludable, todo esto es posible durante esta etapa.

¿ Cuáles son las alteraciones que aparecen durante la menopausia ?

La mujer menopáusica entra en esta etapa a los 45 o 50 años, es decir, que va a tener casi tanto tiempo allí como en período fértil. Pero las mujeres, queremos seguir trabajando, incluyéndonos socialmente, viajando, haciendo deportes y ejercicios, queremos hacer todo lo que veníamos haciendo, y no queremos renunciar a nada. Sin embargo, por el paso del tiempo, por la multiparidad, por la deficiencia hormonal, aparecen diferentes trastornos orgánicos que llevan a tener dificultades en la salud sexual, como la falta de lubricación y dolor en el coito; la incontinencia urinaria de esfuerzo, que es la que aparece cuando se fugan algunas gotitas, por ejemplo al saltar, al bailar, al hacer esfuerzo. Estos son los síntomas más frecuentes, y lo que se puede hacer es revertir esta condición.

¿Qué tratamientos existen para tratar los sintomas de la menopausia?

Actualmente, existen nuevos procedimientos, como el de un láser que es capaz de entregar calor a la pared vaginal, y formar colágeno, devolviendo a la mujer todas las posibilidades de salubridad de todos estos cambios orgánicos que mencionamos. Mejora la vascularización, mejora el PH, la oxigenación, la lubricación, disminuyendo o desapareciendo el dolor en el coito, aumenta la satisfacción sexual en ella y su pareja, y por ende, la autoestima y el placer de vivir. Es seguro y preciso, sin necesidad de anestesia, dolor o tiempo de inactividad. Además, en un 97% de los casos, se observa la desaparición de los síntomas de incontinencia urinaria de esfuerzo. Esto es muy importante, teniendo en cuenta que un 50% de las mujeres en algún momento de su vida sufrirá incontinencia urinaria. Esto las obliga a utilizar ropa oscura, a llevar mudas de ropa, a llevar paños o protectores diarios, a buscar baños cerca en el lugar en donde estén por cualquier imprevisto, y afecta la autoestima, las restringe en su vida diaria. Lo peor de todo es que no se suele charlar del tema y,esta actitud hay que modificarla para que la mujer pueda llevar una vida activa sin incomodidad.

Este tratamiento y procedimiento se puede implementar en mujeres desde 25 hasta 85 años, que transitan la menopausia, que tienen fuga de orina por esfuerzo, en aquellas que sienten dolor en la penetración y necesitan lubricantes, quienes quieran mejorar su vida sexual. También está indicado para quienes están en etapa postparto, y frente a dos sintomatologías muy importantes: una es por elongación de los tejidos vaginales (desaparece o disminuye la sensibilidad de los receptores vaginales), y la otra situación es la incontinencia urinaria de esfuerzo en el momento de saltar, bailar, correr o hacer todas esas actividades cotidianas como toser, estornudar.

SHARE WITH FRIENDS: