Home » Bienestar » ¿En qué consiste la ansiedad?

Son muchas las personas que han padecido de episodios de ansiedad. Sin embargo, no sabrían explicar específicamente en qué consiste la misma. Sin conocerla, es aún más difícil encontrar una solución. Suelen ser utilizados diversos remedios naturales, plantas relajantes, terapias emocionales, ejercicio físico, suplementos nutricionales, etc.

En general, cuando padecemos cualquier problema de salud, tanto si es físico como emocional, solemos reaccionar como si estuviéramos ante un enemigo. Sin embargo, muchos especialistas en medicina natural nos han explicado que nuestro cuerpo siempre tiende a intentar sobrevivir, y precisamente se ve obligado a llamarnos la atención sobre nuestros malos hábitos con lo que conocemos como enfermedades. Por ejemplo, si tenemos fiebre debemos entender que nuestro organismo está elevando la temperatura del cuerpo para combatir a los gérmenes dañinos que nos quieren hacer enfermar. Si tenemos dolor de cabeza posiblemente estamos realizando demasiado esfuerzo mental o tenemos una saturación de toxinas en nuestro organismo.  Del mismo modo, la ansiedad también aparece para que comprendamos algo sobre nosotros mismos.

La ansiedad aparece en nuestras vidas para decirnos algo que estamos negando, algo que no queremos escuchar o aceptar, pero que sin embargo sabemos que es verdadero como puede ser:

  • Realmente no disfruto con lo que hago
  • Me siento sobrecargado, trabajo por encima de mis posibilidades
  • Hay algo que me impide ser feliz
  • No estoy haciendo lo que yo deseo
  • Me importa demasiado lo que la familia o los amigos piensen de mí
  • Me cuesta asumir compromisos o responsabilidades
  • Quiero hacer un cambio importante pero no me atrevo
  • Siento que no controlo mi vida

Las personas que sufren ansiedad suelen tener algunos de estos sentimientos pero la mayoría no se lo han llegado a plantear, o tal vez lo han hecho pero no le han prestado atención.

Por eso, podemos decir que la ansiedad es un mecanismo de autodefensa, una manera inteligente por la cual hablamos con nosotros mismos, nos obligamos a escucharnos. Si padecemos ansiedad tenemos que saber que hay algo que debemos cambiar. Un verdadero cambio relacionado con nuestro entorno, nuestro modo de vida o las personas que nos rodean. Hasta que no cambiemos eso, no conseguiremos eliminarla de nuestras vidas, por muchos tratamientos convencionales o naturales que hagamos.

Uno de los mayores problemas que tienen las personas que sufren ansiedad es que le tienen miedo. Cuando la sienten se ponen nerviosas y eso les genera todavía más ansiedad. Cuando nos demos cuenta de este detalle y seamos capaces de mantener la serenidad nos daremos cuenta de que ya le hemos ganado mucho terreno. Tal vez, sentimos temblores, sudor, frío, se nos acelera el corazón, tartamudeamos, nos cuesta respirar, perdemos visión o nos mareamos. ¿Qué podemos hacer en ese momento de crisis? Sentarnos, respirar hondo y no darle más importancia de la que tiene. Cuando ya estemos más tranquilos será el momento de reflexionar sobre la causa que la ha originado.

Nuestro cuerpo nos va dando avisos antes de que suframos por primera vez la ansiedad. Si aprendemos a detectarlos podremos prevenir también una ansiedad futura: estrés, insomnio, dolor de cabeza, nerviosismo, tendencia a sufrir enfermedades recurrentes, impaciencia y descontrol. Si estamos sufriendo algunos de estos síntomas o estamos empezando a notar la ansiedad es aconsejable empezar a plantearnos cambios profundos en nuestro estilo de vida. De esta manera, la podemos eliminar de la manera más natural, mejorar la calidad de vida y prevenir otras enfermedades más graves en el futuro. Si aprendemos a observar nuestro cuerpo y a escucharnos a nosotros mismos, nuestro organismo no tendrá necesidad de irnos avisando repetidamente.

SHARE WITH FRIENDS: