Home » Moda » Cómo elegir la malla que más nos favorece

Cuando arranca el verano, empieza la búsqueda del traje de baño. La mayoría de las mujeres suele comprarse uno nuevo cada año para renovar el guardarropas para ir a la playa o la pileta y porque suelen degradarse con el paso del tiempo.
Esta temporada, el color en su expresión más saturada es la tendencia más fuerte. Hay muchos colores estridentes: azul, verde, rojo, amarillo, fucsia, naranja. Por un lado, vuelve el estilo hippie naif de los años 70 con estampados de flores pequeñas, tonos pasteles y detalles románticos. Dentro de estos patrones hay reminiscencias de lo oriental, inspirado tanto en los lotos y las orquídeas, como así también en los origamis. Por otro, aparecen las frutas, las flores y los estampados animales que remiten a lo exótico. Lo hawaiano se llevará en todos los modelos: flores tropicales se verán en los estampados y el animal print se lleva desdibujado en colores saturados y pasteles.

elegiendo la malla segun nuestro cuerpo

No existe reglas definidas para combinarlas, todas las mezclas son posibles. Recordando los años 90 donde la “no regla de moda” se imponía, hoy vale llevar combinar todo que a simple vista parece que no tiene nada que ver, pero siempre tiene que haber un hilo conductor, aunque sea mínimo. Por ejemplo, se respeta una gama de color parecida o flores en diferentes tamaños. En cuanto a modelos, existe un sinfín de propuestas diferentes. Esta año, se lleva como siempre la bikini, con una bombacha clásica o una colaless no tan chiquita. Vienen modelos no tan apretados, para que no marquen la cintura. También hay diseños strapless y corpiños con triángulo taza soft. Para cuando baja el sol, los enterizos que se imponen en blanco, nude y dorado.

Hay opciones para todo tipo de mujer. Es cuestión de optar por la opción que más favorece, según lo que se quiere mostrar o disimular. Para elegir el talle de corpiño adecuado el secreto es que debe seguir la forma natural del busto y cuerpo, que no apriete, ni quede flojo. Lo ideal para las chicas que tienen mucho busto son los corpiños con aro, o sin aro, o de triangulito sin aro, estos te harán sentir cómoda, que sostienen y se adecuan a la forma del cuerpo. Si se tiene poco busto, lo mejor es optar por un corpiño strapless o de taza soft ya que cuenta con un poco de relleno. La novedad es el triangulito movible, para evitar el aro (hay muchas mujeres que les incomoda) un producto que también realza y da forma. También están los rellenos optativos y conseguir el relleno necesario a través de texturas como las flores o volados.

Por el contrario, si la idea es disimular, se recomienda un bandeau, de diseño cruzado con tiritas y las mallas enterizas con un recorte desde el busto hasta casi llegar al ombligo. Si se tiene caderas anchas o mucha cola y la intención es no mostrar, nunca se tiene que elegir un traje de baño demasiado grande, porque se genera un centro de atención. Es mejor comprar una bikini clásica, con una bombacha clásica, ni colaless ni una bombacha gigante. Se aonsejan las bombachas de tiro alto “hasta el ombligo” porque disimula los famosos “rollitos del costado”. Son ideales los modelos que no tienen mucho elástico que aprieten, porque si no marca todo y se aparece el famoso rollito. Es mejor usar bombachas con moños a los costados o algunas tiritas con las que se pueda regular. Y si se tiene un poco de pancita, la “tankini” es la solución perfecta si no se quiere mostrar esos kilos de más. La tankini es una musculosa de lycra con una bombacha que es un poco colaless, pero al usarla se ve como una normal. Es un intermedio entre una colaless y una bikini como la conocemos.

SHARE WITH FRIENDS: