Home » Belleza y Salud » El constante uso de tacos altos tiene sus riesgos

Muchas de nosotras amamos los zapatos de taco alto. Aportan cms de altura, estilizan las piernas y nos hacen lucir con estilo y glamour.

Sin embargo, se sabe que usar tacos muy altos durante muchas horas diarias pueden ocasionar problemas de columna, y también en las rodillas, complicaciones en la circulación y los antiestéticos juanetes (deformidades de los huesos que, hasta ahora se pensaba que se producían sólo por el uso de zapatos de punta fina. Esta deformación causa dolor en el pie y provoca alteraciones en la pisada que puede conllevar otro tipo de problemas secundarios afectando, incluso, a la columna.

el constante uso de tacos altos tiene riesgos

Se pueden desarrollar también los denominados dedos martillo y callos, debido a que la altura del zapato obliga a los dedos a forzar su posición presionándolos continuamente, así como los músculos de la pantorrilla. Los tacos muy altos originan lesiones y desequilibrios en la postura, artrosis o artritis en las rodillas, afecciones de nervios, tendinitis, metatarsalgia o predisposición a lesiones de tobillos. Y, en el verano, esto se agrava porque las sandalias no abarcan todo el pie sino que , muchos diseños, apenas sujetan el tobillo.

Las alteraciones biomecánicas provocan el envejecimiento de los discos intervertebrales o degeneración discal, que con el paso del tiempo trae compresión de los nervios y la probable necesidad de cirugía como tratamiento.

La realidad es que la planta del pie soporta el 57% del peso del cuerpo si utilizamos tacos de 4 cms. Un porcentaje que aumenta al 75% cuando la altura alcanza los 6 centímetros. Esta variación también es la causa de las sobrecargas metatarsales y la aparición de hiperqueratosis (durezas) en la zona central, tan dolorosas como incapacitantes en muchos casos. Esa presión trae consecuencias en nuestra columna ya que se adelanta nuestro eje corporal y se aumenta nuestra curvatura lumbar. Como si esto fuera poco, usar tacos por arriba de los 3 centímetros también perjudica las rodillas y la circulación y se asocia a un mayor riesgo de caídas y fracturas.

Cómo prevenir las lesiones

Es aconsejable cambiar de zapatos y altura del taco todos los días. Eso sí, no debe superar los 5 cms. En cuanto a las plataformas, deberán tener cierta capacidad de amortiguación y una diferencia respecto al taco que no supere los 3 cms. Por otro lado, es mejor utilizar tacones de base ancha, que reparten mejor el peso, con algo de plataforma y de no más de 3 cms.

En verano no solo aumenta el riesgo de lesiones por los tacos, sino por el ejercicio físico. Y es que muchas personas que no están acostumbradas a hacer deporte, aprovechan las vacaciones para ello, pero si no se comienza a hacer un ejercicio progresivo, con el calzado adecuado y teniendo en cuenta los propios límites, pueden llegar problemas lumbares, esguinces, fascitis plantar, periostitis tibial o, incluso, fracturas por sobrecarga.

SHARE WITH FRIENDS: