Home » Actualidad » El mito de las supermujeres, los superhombres y el multitasking

A más de una (y uno), nos han hecho creer que podemos hacer varias cosas al mismo tiempo, que además se puede ser madre, esposa, novia o pareja y una gran profesional, todo al mismo tiempo y con la misma intensidad. Y, para colmo, también nos han hecho “digerir” que debemos hacer deporte, estar fantásticas y tener algún que otro hobby.

Yo no lo acepto. No concuerdo. Y voy más allá: es un MITO eso de querer hacer muchas cosas al mismo tiempo. La verdad ya, a estas alturas de mi vida no puedo mentirme a mí misma y debo reconocer que hago mucho y regular. Quiero hacer solo una cosa cada vez, pero hacerlo bien, da igual si se trata de escribir un artículo para alguno de mis websites, lavar y colgar la ropa, ducharme o conversar con mis hijos. Quiero sentir los matices de las conversaciones sin llamadas entrantes ni emails, quiero disfrutar de los olores y del momento, incluso de los instantes. Sí, de ese momento que todo buen libro de autoayuda te dirá que es lo único que no vuelve atrás. Que el tiempo no para y que el día de hoy, nunca más lo tendrás.

También, estoy en contra de esa creencia de querer llegar a todo en tiempo y forma y definitivamente no me convence esa idea de que SOLA TODO LO PUEDO. No, no puedo, NO SE PUEDE, siempre la ayuda es necesaria, salvo que una esté ansiosa por buscar tener un colapso nervioso infernal. Te necesito, a vos mi amigo, a vos mi amigo, a los conocidos, a la pareja, a ese compañera de una vida…. ¡quien seas! Los días a veces son buenos y a veces son malos. Pero en los buenos, quiero reír y en los malos encontrar un  hombro, en el desconcierto un poco de aliento.

Quiero presentar una queja formal a todos aquellos que me hicieron creer que si quieres puedes. Me engañaron, nunca me dijeron que cada Sí entrañaba también un NO.  Nadie me contó que cada paso era un logro y una renuncia al mismo tiempo.

Todo no se puede conseguir con la misma intensidad y al mismo tiempo, pero eso no significa que no se pueda alcanzar con un poco de paciencia y buena letra. Cuando todavía me queda vida por vivir, pero también una pasado donde mirar atrás y reconocer mis errores, me gustaría hacer mi declaración de aprendizajes:

  • Si es lo que quieres, hazlo, pero recuerda “nadie ha dicho que sea fácil”. ¿Cuánto estás dispuesta a hacer por conseguirlo?
  • Recuerda que cada Sí entraña un No.
  • No, no se pueden hacer 4 cosas al mismo tiempo, aunque a veces hasta lo consigamos. Hay que centrarse en lo que te ayude a conseguir tus objetivos.
  • Nadie te lo dice, pero habrá días horribles; pero conviene intentar al menos conservar la calma…porque pasarán. Eso sí, si no son días y son años que se van acumulando, a lo mejor hay que reevaluar todo y hacerse replanteos.
  • ¿Qué te contás a vos misma de tu propia vida? Recordar lo siguiente: Son tus pensamientos los que guían tus actos”, asíque conviene cuidarlos.
  • Reconocer los errores, aprender de ellos y pedir ayuda, es de sabios.

No me creo una supermujer que todo lo puedo. Se hace lo que se puede. Tampoco me enorgullece pensar que gracias a que hago 4 cosas al mismo tiempo soy más eficiente. Hoy quiero sentir que estoy en el lugar correcto, en el momento correcto. Hoy quiero saber que no estoy sola, que no tengo que poder con todo y que, además, me puedo equivocar. Porque sé que a pesar de todo lo que pasa, sé lo que soy, sé lo que es importante para mí por más que existan días en los que la incertidumbre, me derrumbe. Hay que levantarse, aguantar, sostenerse porque siempre existirán días buenos y días malos. Pero algún día volveré la vista atrás y podre decir WOW, eso lo hice yo.

SHARE WITH FRIENDS: