Como todo en la moda, la ropa interior también fue evolucionando con el tiempo, en su estética y su uso. Dejó de ser utilizada solo como una prenda de protección femenina y se reinventó como una prenda fetiche que no puede faltar en el vestidor. Y que agrega valor a cualquier look.

Una de las grandes referencias de la ropa interior son las abuelas, estas prendas nos remontan al pasado: las enaguas, las puntillas, los encajes y los conjuntos “hechos a mano” eran muy característicos de aquellos años. La lencería pasó a ocupar un rol protagónico en la indumentaria femenina.

Antes quizás lo que se usaba debajo nadie lo notaba, pero ahora sí. Las transparencias y la tendencia de usar tops o corpiños sobre las remeras y camisas como también los culottes o los vestidos lenceros. En el 2016,  fue furor la superposición de prendas, allí predominaban los bralettes, corpiños de encaje sin aro, ni push up sobre camisas o remeras básicas blancas.

A raíz de este boom y las inspiraciones de las influencers, bloggers e it girls fashionistas, poco a poco los grandes diseñadores como Calvin Klein, Alexander Wang y Givenchy completaron sus colecciones con prendas lenceras.

Modelos y diseños de lencería 

  • Bodies: tres funciones componen el clásico body. En sus comienzos era la prenda íntima ideal para modelar la figura del cuerpo y dejar lucir la silueta sin imperfecciones, pero hoy dejó de serlo. Un body se puede usar tanto para el día como la noche, incluyendo diseños de trajes de baño.
  • Bralette: es la prenda furor que las mujeres argentinas eligen para la tendencia de la superposición. En su mayoría tienden a ser de encaje y en varias tonalidades. Un modelo que se lo considera el más sexy por la transparencia que deja ver la piel.

  • Vestido lencero: son los clásicos camisones de raso que se usaban en los 90. Acompañan al suave género detalles de encaje y finos bordados que suman a que la prenda deje de ser un simple pijama.
  • Corset: desde María Antonieta hasta Balmain adaptaron la prenda de época que hoy en día sigue estando presente en la moda. Modela, estiliza y ajusta al torso y busto de la mujer para resaltar su figura.