Home » Bienestar » El bienestar que genera ser organizada y ordenada

ideas-para-ordenar-la-casa-2-751x377

Muchas de nosotras, más de una vez nos hemos sentido en un estado de “saturación”, tristes y mareadas cuando nuestras casas o el lugar donde trabajamos se convierten en un campo de batalla, un desorden en el cual nunca terminamos de encontrar lo que buscamos.

Sin embargo, cuando logramos poner en orden y ubicar cada cosa en su sitio, tanto en nuestros hogares como en el trabajo, sentimos que “nos acomodamos” a nosotras mismas. En general, el orden externo genera orden interno. Y muchas mujeres sienten que esto es así. Cuando ponés tu casa en orden también ponés en orden tus asuntos y tu pasado. El orden depende de valores extremadamente personales sobre cómo uno desea vivir.

Un lugar para cada cosa y … cada cosa en su lugar

La idea es ordenar todo de una, en un mismo día y no hacerlo en “etapas”. Si organizás sólo un poco cada día, nunca terminamos.

La organización debe empezar por la eliminación. Necesitás ejercer el autocontrol y resistirte a guardar tus cosas hasta que hayas terminado de identificar lo que en verdad necesitas conservar. Agradecer siempre antes de soltar o eliminar: así se cierra más fácilmente la relación con los objetos. Para deshechar objetos, lo primero a realizar es tomarlo con la mano y preguntarse si realmente te hace feliz. Porque lo que se busca es que nuestro espacio y las cosas que hay ahí, nos den felicidad. Guardar sólo las cosas que le hablan a tu corazón y eliminar todo el resto para iniciar un nuevo estilo de vida.

Ordenar por categorías, no por ubicaciones: solemos guardar el mismo tipo de objetos en más de un lugar, por lo que a la hora de ordenar, la idea es concentrar al máximo posible todo lo que pertenece a la misma categoría en un mismo lugar.

De a una cosa por vez: cuando te pongas a ordernar hacerlo de menor a mayor dificultad. Primero la ropa, después los libros, luego los papeles, seguir con los souvenirs y recuerdos, y por último las fotos. A cada categoría, establecer subcategorías : por ej. con la ropa , dividir las prendas en : camisas, pantalones, polleras, accesorios, abrigos etc.

No multiplicar los artículos de manera innecesaria:  hay que tratar de tener , siempre, de cada prenda u objeto, 1 o 2, según la necesidad.

organizar-cajones

SHARE WITH FRIENDS: