Home » Belleza y Salud » ¿Cúales son los beneficios que tiene la fangoterapia para nuestra piel?

Si hay un tratamiento que viene empleándose con éxito desde tiempos remotos es, sin duda alguna, la fangoterapia. El estudio terapéutico de los fangos tuvo su origen en los años 500 a.c. en Egipto. Y, si bien en los comienzos su aplicación era medicinal, al poco tiempo se extendieron sus bondades al terreno de la belleza. En épocas tan remotas, probablemente la fe en los productos provenientes de la tierra provenía de creencias religiosas. Más tarde se revelaría la importancia de estos materiales en contacto con la piel y nosotras tenemos la suerte de poder aprovecharlos.

Provenientes de fuentes diversas, el secreto del éxito de estos barros proviene de su composición. Ricos en minerales y oligoelementos en estado puro, los fangos contienen materiales inorgánicos y sustancias orgánicas. Entre los compuestos inorgánicos cuentan con silicatos, bentonitas, caolines y óxidos cuya naturaleza contribuye al intercambio de minerales con la piel, a descongestionar, a promover la cicatrización, a neutralizar la oxidación y estimular la renovación epitelial. En su segmento orgánico el fango es rico en microorganismos que aportan valiosas sustancias humectantes y nutritivas para la dermis.

En cuanto a la parte estética, los fangos son muy buenos aliados para problemas de flacidez, de celulitis, para aclarar las manchas de la piel, tratar el acné, limpiar el cutis en general y también como anti-inflamatorio en caso de piernas cansadas. Además, son ideales para preparar la piel antes de cualquier tratamiento facial o corporal, ya que los resultados serán mucho más efectivos y visibles. Por ejemplo, una sesión de spa facial con fangoterapia (de procedencia volcánica) tiene resultados visibles instantáneos, mientras que el mismo tratamiento sin utilizar fango puede demorar días o semanas en marcar una diferencia visual.

  • El fango termal posee magnesio, cobre, zinc y silicio, grandes regeneradores celulares y encargados de reactivar la formación de elastina y colágeno. Por lo tanto, su uso es ideal para fortalecer y tensar el cutis, además de ser un estupendo regenerador celular y eliminar las toxinas alojadas debajo de la piel.
  • Otra de sus grandes propiedades es la eliminación de la acumulación de grasa.
  • Debido a los minerales que posee y su gran propiedad de absorción, la fangoterapia es un excelente tratamiento para pieles grasas propensas al acné, ya que permite limpiar los poros en profundidad.
  • Esta terapia también mejora y estimula la circulación sanguínea, tonifica y reafirma. Por estas propiedades es utilizada en ocasiones contra la celulitis.
  • Dependiendo de la temperatura en que se aplique, se pueden obtener distintos tratamientos. Por ejemplo, el fango utilizado a 45º es un muy buen tratamiento para lesiones óseas, artritis o reuma, mientras que, utilizado a 35º, reactiva la circulación, relaja y tonifica los músculos.

Asesorarse correctamente

No todo barro es apto para nuestro uso. Los barros termales provienen de cuatro fuentes: del mar, como los del Mar Muerto. Y, en este caso, este fango no es recomendable para personas hipertensas por su gran contenido de sal. Una segunda fuente de procedencia es de arcillas que se hidratan posteriormente con agua (estos se extraen de diferentes canteras de distintas partes del país y del mundo). De los lechos de las lagunas termales, generalmente son de limo, difíciles de conservar, ya que suelen estar muy contaminados por estar expuestos a distintos factores (animales, residuales, smog). Y, finalmente, de origen volcánico -que es, de acuerdo a los especialistas, el más efectivo-. Se extrae de fallas volcánicas que surgen desde las entrañas de la tierra, esto lo mantiene virgen al 100%, por lo que es muy difícil su contaminación. Éste es el único tipo de barro que posee los mismos minerales y oligoelementos que forman al cuerpo humano por lo que tiene la capacidad de devolver al organismo sólo aquello que necesita o ha perdido.

Los estudios que se realizan sobre los componentes tienen un motivo y es que estos barros pueden contener cianuro, mercurio, plomo entre otros contaminantes físicos y hongos y bacterias. Por eso, cada materia prima debe ser analizada, purificada y conservada en forma adecuada. Los productos cosméticos cumplen estos procedimientos para comercializar estas sustancias; en los balnearios de aguas termales hay controles biológicos y físicos de manera constante y, como si fuera poco, en los laboratorios los barros pueden ser enriquecidos con materias primas que le otorgan un valor adicional, como péptidos antiage, extractos modeladores, activos descongestivos, perlas iluminadoras, entre otros.

Los tratamientos más utilizados

  • Tratamiento desintoxicante. Un suave programa que ayuda a la desintoxicación y la revitalización del cuerpo. Consise en ser un pulido con sales para renovar la piel y estimular el cuerpo, lo prepara para recibir un tratamiento de parafango aplicado en las zonas más críticas del cuerpo. Culmina con un masaje descontracturante de 45 minutos. La propuesta incluye acceso al circuito de bienestar general (sauna, baño de vapor, ducha de presión, camino de sensaciones, piscina lúdica y plato de frutas frescas). Duración: 2.45 hs. Precio: $ 5.850.
  • Fango drenante, reafirmante y refrescante. De acción descongestiva, permite la movilización circulatoria y linfática. Es ideal para tratar zonas blandas y mantener el cuerpo en forma, eliminando la celulitis y tonificando la piel. Aporta los minerales, oligoelementos y nutrientes que la piel necesita. Remineraliza, oxigena, retarda el proceso de envejecimiento, fortalece la tensión de la piel. Precio: $1000.
  • Para piernas cansadas. Una propuesta para combatir la sensación y aspecto de piernas cansadas, con adiposidad, flacidez y retención de líquidos. Incluye renovación celular manual + fangoterapia volcánica + masajes modeladores + drenaje linfático manual + vendas criógenas. Se recomienda realizarlo 2 veces por semana. Precio: $960.
SHARE WITH FRIENDS: