Home » Actualidad » ¿Cuáles son los beneficios de las terapias con hielo?

Aunque la piel envejece inevitablemente con el paso de los años, son muchos los factores que pueden acelerar el proceso de envejecimiento antes de tiempo. La rutina diaria, el estrés, los desvelos, la fatiga, la contaminación, la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo de alcohol, entre otros, van deteriorando rápidamente la piel y dan lugar a la aparición temprana de signos de la edad. Por suerte, actualmente hay cremas, tratamientos y muchas otras alternativas que pueden luchar contra el envejecimiento prematuro para conservar la piel joven por más tiempo.

La hielo terapia es una de esas buenas alternativas naturales de rejuvenecimiento, que se pueden hacer fácilmente en casa, no cuestan mucho y los resultados son increíbles. Además de ser refrescante, el hielo tonifica la piel, ayuda a conservar su firmeza y cuida la belleza del rostro.

Para empezar se  debe lavar muy bien el rostro con un jabón suave, de modo que se eliminen por completo las impurezas y restos de maquillaje. Luego, se envuelve una buena cantidad de hielo en una bolsa o una toalla, formando una compresa. En caso de optar por aplicarlo sin un paño (lo cual también es válido y tiene el mismo efecto) no lo hagas con un hielo recién sacado del congelador, sino espera a que comience a derretirse un poco porque podría romper algunas venitas y causar enrojecimiento.

cuales son los beneficios de la terapia con hielo

Aunque esta terapia está diseñada especialmente para rejuvenecer el rostro, también se han encontrado otros importantes beneficios:

  • Para un maquillaje perfecto: aplicando esta terapia de hielo antes del maquillaje, vas a notar que los cosméticos se fijan mejor a la piel. El hielo ayuda a cerrar los poros, elimina el exceso de grasa y hace más duradero el maquillaje.
  • Depilación: este tratamiento también puede aplicarse antes de la depilación, para evitar la irritación de la piel y lograr que la piel luzca más fresca.
  • Calmar las pieles con acné: las espinillas y los granos de acné representan un problema para la salud de tu piel, ya que la puede hacer lucir irritada. La aplicación de hielo sobre este tipo de pieles ayuda a calmar la irritación, reduce la inflamación y acelera el proceso de recuperación.
  • Combatir las ojeras: después de una noche difícil, mucho trabajo o estrés, la aplicación de hielo te puede ayudar a disminuir las ojeras y lucir una piel más fresca

Por supuesto, es muy importante aplicarse este tratamiento seguido para obtener buenos resultados en cuanto al  rejuvenecimiento de la piel. Esta terapia va dando resultados rápidamente, siempre y cuando se complemente con otros cuidados para la piel como por ejemplo una buena hidratación y el uso moderado de cosméticos. En caso de pieles muy sensibles conviene realizar el tratamiento en forma moderada ya que el exceso podría generar enrojecimiento en la piel y otros efectos secundarios.

SHARE WITH FRIENDS: