Home » Belleza y Salud » ¿Cuáles son las diferencias entre los post-solares y las cremas humectantes?

Después de tomar sol es necesario reestructurar la barrera cutánea, ya que la exposición solar incrementa la producción de radicales libres que dañan la piel. Por esta razón los productos postsolares deben estar diseñados con activos que neutralicen esa acción y sean reparadores, humectantes e hidratantes, para asegurar que se cubran todas las necesidades de la piel.

Los postsolares se presentan en distintos vehículos tales como geles, soluciones, sueros, cremas o emulsiones que se pueden elegir de acuerdo con el biotipo de cada piel. Deben utilizarse después de la exposición solar y de haber usado protector, sobre la piel limpia.

Además, el uso de after sun es esencial a la hora de mantener el bronceado por más tiempo. Una piel hidratada es la garantía de poder conservar el color que hemos ganado en verano.

Es importante que seamos constantes y mantengamos una correcta rutina de hidratación diaria, ya que no sólo nos ayudará a mantener el color, sino que además mejoraremos el estado de la piel y su elasticidad.

diferencias entre postsolares y cremas humectantes

¿En qué se diferencian los postsolares de las cremas hidrantes comunes?

En líneas generales, su principal característica es que calman y refrescan. Es por este motivo, que cuando se aplican sentimos una sensación de frescura e incluso desinflamante. Los ingredientes aliados son: la caléndula, que promueve la renovación celular; el aloe vera, altamente refrescante y cicatrizante; la menta, que tiene propiedades antisépticas y antibacterianas; la alantoína, ingrediente que estimula la regeneración de los tejidos; el agua termal, por sus propiedades refrescantes, calmantes y cicatrizantes; y la vitamina E, que es antioxidante y previene el envejecimiento prematuro.

La alimentación es otra de las medidas a tener en cuenta. La idea es tratar de consumir alimentos ricos en betacarotenos, como las zanahorias, los tomates, la sandía, las moras o el melón, adecuados para conseguir que el tono dorado se conserve por más tiempo, ya que estos alimentos potenciarán la producción de melatonina por parte del organismo.

También es indispensable el consumo de líquidos a lo largo del día y una correcta exfoliación para eliminar las células muertas y así mejorar la luminosidad de la piel y la recepción de la hidratación.

Pasos para aumentar el efecto de los postsolares y prolongar el bronceado:

• Limpiar la piel con productos especiales, en gel o crema. De esta forma se eliminará todo rastro de bronceador, cloro o salitre.

• Luego es recomendable una ducha con jabón suave y agua tibia.

• Aplicar el gel o emulsión postsolar, ya que en ese momento los poros se encuentran dilatados y predispuestos a la correcta absorción de los productos.

• Una buena idea es guardar el gel en la heladera para que esté más frío al momento de la aplicación y tenga un efecto más rápido y refrescante.

• En verano conviene incrementar la hidratación con cremas que mantengan el nivel hídrico suficiente, adecuados a la edad y al tipo de piel, al menos dos veces al día.

• Brindar a la piel los cuidados que necesita antes, durante y después de la exposición solar es fundamental para lograr una piel sana y de aspecto joven para toda la vida.

SHARE WITH FRIENDS: