Home » Actualidad » ¿Cuáles son las contraindicaciones de la micropigmentación?

Popularmente, se conoce a la micropigmentación como maquillaje permanente. A través de esta técnica se consigue pigmentar algunas zonas del rostro o del cuerpo con métodos  muy poco invasivas que ayudan a realzar tu belleza potencial. Tanto para aquellas que desean perfilar sus ojos como delinear las cejas, este tratamiento de estética es el ideal ya que ayuda a conseguir una apariencia perfecta desde la mañana hasta la noche.

Si bien se la denomina como “permanente”, en realidad es “semi-permanente” ya que puede terminar por borrarse de nuestra dermis si no siguen los cuidados específicos que se necesitan para que el resultado permanezca durante más tiempo. Ten en cuenta que nuestro sistema inmunológico va eliminando los pigmentos y, por tanto, la tonalidad se irá borrando con el paso del tiempo hasta que, al final, puede terminar por desaparecer de forma completa. El cuidado de un profesional es de vital importancia tanto para conseguir que el resultado dure más tiempo como para reducir los efectos adversos que podrían aparecer por una mala praxis.

Dependiendo del tipo de piel que tengas y de la zona que quieras micropigmentar, hay que tener en cuenta que el resultado puede permanecer entre 6 a 18 meses y, por ello, el especialista aconsejará acudir a los 4 o 5 meses al centro para verificar el estado del tratamiento y rellenarlo con más pigmentos, si es necesario. El mantenimiento es de vital importancia para que los resultados sean óptimos durante toda tu vida.

Las contraindicaciones de la micropigmentación

Antes de nada es importante remarcar que siempre se debe acudir a un profesional de la estética para poder realizarse este tratamiento. Es importante que un equipo de personal cualificado pueda valorar tu tipo de piel y recomendarte el mejor tratamiento.

Hay una serie de precauciones a tener en cuenta antes de realizarse este tipo de tratamiento como:

  • Alergia a los pigmentos: es evidente que una persona que tenga alergia a la pigmentación no podrá someterse a este tratamiento, por eso, es importante que antes de comenzar se lleve a cabo una prueba de alergia que ayudará a descartar posteriores reacciones adversas.
  • Alteraciones en la dermis de la zona a tratar: si quieres hacerte una micropigmentación en las cejas y en una de ellas hay una verruga, lunares o psoriasis, no se podrá realizar este tratamiento por precaución.
  • Afecciones cutáneas en la zona: si se tiene herpes, quemadura del sol, hematoma, etc., debe postergarse este tratamiento hasta que se haya curado la piel. Es imprescindible tener el cutis sano y preparado para poder aplicar este método.
  • Evitar realizar este tratamiento cuando se tiene la menstruación porque la piel está más sensible y puede producir más dolor.
  • Durante el embarazo no es aconsejable someterse a esta técnica
  • Si se tiene Hepatitis
  • Si se está bajo tratamiento de quimioterapia.

Después del tratamiento, hay que realizar una limpieza diaria con suero fisiológico y una gasa estéril para limpiar la zona y liberarla de cualquier agente infeccioso que pueda dañarnos. Durante los 7 días posteriores se debe continuar en forma diaria esta higiene profunda y, después secar bien la zona para evitar humedades o la aparición de hongos en la piel.

Hay que manejarse con cuidado y evitar situaciones de riesgo como: golpearse, arañarse o rascarse la zona, porque el pigmento podría quedar dañado con una agresión externa como esta. Del mismo modo, no se pueden utilizar cosméticos en esta parte del cuerpo, y evitar ir a piscinas o playas para conseguir que el resultado dure durante más tiempo. Estos cuidados deben seguirese por un lapso de sólo 7 días, luego ya si una puede disfrutar de la vida con total normalidad.

SHARE WITH FRIENDS: