Home » Belleza y Salud » Consejos útiles para tensar la piel

La meta de muchas personas es llegar a tener un peso ideal pero es necesario también cuidar la piel. Sin dudas, la pérdida del exceso de peso trae importantes beneficios para la salud pero, en algunos casos, perder mucho peso rápidamente deja la piel flácida, por lo que debemos tomar ciertas consideraciones para conseguir tensar la piel. La flacidez ocurre cuando los tejidos que soportan la piel quedan estirados luego de una pérdida rápida de peso. También, con la edad la producción de colágeno en el cuerpo se reduce, y la flacidez es más notoria. Cuando la flacidez es extrema se suele optar por la cirugía para eliminar los colgajos. De todos modos, se puede tensar la piel y reducir los efectos de la flacidez en el cuerpo.

Consejos útiles para tensar la piel

Beber agua: la hidratación es un factor importante para la piel. Beber al menos ocho vasos de agua al día puede tensar la piel, hacerla más brillante y elástica. Incluso, se puede combinar al agua con algún tipo de infusión, té, o alguna fruta en particular.

Evitar perder peso rápidamente: si tenemos sobrepeso y estamos comenzando una dieta o rutina de ejercicios, hacerlo de forma moderada. Hay que evitar exigirse bajar de peso muy rápido ya que puede traer consecuencias indeseables, además de la flacidez de la piel.

Realizar ejercicios de tonificación: hacer ejercicios que le den forma al cuerpo y que tonifiquen los músculos, son útiles a la hora de tratar con la flacidez, permitiendo recuperar la firmeza de la piel. Se pueden practicar ejercicios con pesas o gimnasia combinada con ejercicios que involucren el levantamiento moderado de peso.

Mejorar la alimentación: es importante llevar una dieta que promueva la producción de colágeno en el cuerpo. Añadir a ello el consumo de batidos y proteínas vegetales. También, es necesario el consumo de frutas que tengan alta cantidad de vitaminas y antioxidantes como la fresa o la remolacha. Todo ello ayuda a tensar la piel y, a tonificar los músculos. El consumo de frutas y vegetales trae grandes beneficios para la salud en general.

Utilizar cremas exfoliantes: aplicar algún tipo de crema sobre la zona donde hay flacidez, puede ayudar a reafirmar la piel, brindar mayor elasticidad y mejorar la circulación. Se puede optar también por el uso de la savia del aloe vera, aplicándolo sobre la zona de los muslos, abdomen y brazos. Las propiedades del aloe vera permiten la producción de colágeno, lo cual beneficia en gran manera a nuestra piel.

Evitar la excesiva exposición solar: la exposición excesiva al sol, o la incidencia de rayos ultravioleta pueden traer graves problemas de salud, así como el deterioro de la piel. Por lo tanto, si queremos mejorar la elasticidad de la piel hay que evitar exponerla excesivamente. Aplicar protector solar incluso diariamente, no solo al tomar sol. En todos los casos se recomienda un filtro solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.

 

 

SHARE WITH FRIENDS: