Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Consejos para teñirse el cabello según la edad

Teñirse significa renovarse, es una forma de sentirse otra, de verse más sexy, más seria, más rebelde, o de resaltar algún rasgo de la personalidad. Pero elegir un nuevo color es toda una decisión y, a veces, cuesta jugársela.

Hay 3 tipos de tinturas que varían en su composición y, por lo tanto, en sus efectos y durabilidad. La clave es saber elegir la que se ajuste a tu deseo sin dañar tanto tu pelo.

  • Las naturales o “tono sobre tono”, a base de pigmentos de color vegetales, generan un cambio sutil en el tono natural, pero no llegan a lograr un color específico. Se recomiendan cuando se quiere reforzar el color pero aportándole brillo y sin modificar su esencia.
  • Las semipermanentes (sin amoníaco) que pueden generar un nuevo color y también oscurecerlo, pero no tienen poder aclarante. Son para cuando no hay un gran porcentaje de canas (hasta un 30%).
  • Las permanentes (con amoníaco) logran oscurecer el cabello y también aclarar. Tienen mayor capacidad para cubrir y mayor duración.

teñirse segun la edad

Para las que aún no tienen canas, lo mejor es no teñirse todo el pelo porque el mantenimiento te esclaviza. En estos casos, se puede hacer un “tornasolado”, que es de la familia de los reflejos, pero con un porcentaje menor en la zona externa y mayor en la interna. Cuando hay canas, también se recomienda el tornasolado para disimular, aunque, si querés cubrirlas al 100%, lo único es la tintura.

  • Hasta los 30 años

Es la etapa de la vida en la que podemos permitirnos todo: cambios de color atrevidos, cortes extremos o lo que sea. El cabello crece rápido, nuestras facciones permanecen jóvenes y las canas todavía no son grandes enemigas. Podemos pasar del negro al rubio platinado sin escalas y sin miedo. Nuestro consejo es que siempre dejes tu cabello en manos de un profesional, que sabrá actualizarte con las últimas tendencias aprovechando los atributos de tu pelo y realizando los cambios de manera gradual, sin perder naturalidad. Una alternativa para esto es realizarse el servicio BB color que no genera grandes modificaciones de color pero que aporta mucho brillo y salud.En cambio, si querés lograr un look más osado podrías probar un servicio de color splash, donde podrás jugar con tonalidades más jugadas.

El rosa:  sigue siendo una alternativa para las que buscan un color rebelde y original, pero a la vez suave y combinable. Esta temporada, abandona sus tonalidades fluorescentes y saturadas y viene en forma lavada. El “rosa flamenco” o “rosa pastel” se consigue decolorando el cabello en su tonalidad, hasta el punto más claro posible, ya que la tintura que se pondrá arriba va a ser muy clara. Siempre tenés la opción de teñirte sólo unos mechones, pero la tendencia desafía a llevar todo el pelo rosa. Eso sí, debe mantenerse siempre brillante porque opaco se ve muy feo, como sucio.

  • De los 30 a los 40 años

Si tenés un estilo clásico y no querés depender demasiado de la peluquería, te recomendamos que utilices una coloración sin amoníaco, que te tonalizará las canas disimulándolas (si es que todavía no es un porcentaje alto) y aportará mucho brillo. Todo esto sin hacer cambios bruscos de color y logrando que tu cabello se vea saludable y joven. Si ya las canas dijeron presente o querés realizarte cambios notables, tendrás que recurrir a una coloración permanente. Tanto para morochas como rubias o coloradas es ley elegir dentro de la gama dos o tres tonos y jugar con efectos de luces y sombras que suavizarán las líneas del rostro y le darán personalidad a tu look. Tip: el caramelo es el color de la temporada. En toda la cabeza o a modo de destellos, se adapta a cualquier estilo y aporta sofisticación, delicadeza y frescura.  El servicio top gloss te permitirá conseguir este objetivo en pocos pasos.

El colorado natural: es un color hit de la temporada. Los cobrizos, sin llegar a ser rojos ni morados, marcan tendencia y quedan divinos en todas las pieles. Lo mejor es que vengan claros y lavados, cerca del color miel o caramelo, y lejos del caoba oscuro, porque la idea es que se asemejen a un color natural. Se puede llevar parejo en toda la cabeza, o bien con el pelo castaño y un desgaste “caramelizado” hacia las puntas, o una mezcla de tonos desde la raíz. Las tinturas rojizas se destiñen fácilmente, por lo que se debe aumentar los cuidados.

Babylights:  en invierno no hay que oscurecerse sí o sí el cabello. Hoy, el rubio se acepta también con la piel blanca, pero no en forma pareja sino con suaves iluminaciones o “babylights“. Se llaman así porque imitan la luminosidad del pelo de un niño. Estas mechas dan luz y calidez a cualquier color de pelo, y consisten en unos finos mechones que van desde la raíz hasta dos tonos menos en las puntas. La idea ya no es generar un efecto “surfer” de mechas muy desteñidas, ni tampoco el contraste marcado de raíces bien oscuras y puntas muy rubias. Esta temporada el secreto está en lograr contrastes suaves y sutiles.

  • Después de los 40 años

En esta etapa la clave es encontrar el look que nos ilumine la cara y nos quite años. Además, tenemos que hacerle frente a la falta de brillo, densidad y volumen que son algunas de las huellas que nos deja el paso del tiempo. Los tonos oscuros endurecen los rasgos y acentúan las arrugas. Si los elegís de todos modos, atenuá con algunas mechas uno o dos tonos más claros, que aportarán luminosidad y volumen. Nuestros recomendados son los dorados, cobres y duraznos suaves que además de frescura te darán mucha luz y disimularán las arrugas. Tené en cuenta que, si lo que buscás es deshacerte de las canas de una manera rápida, segura y efectiva, el mejor servicio que podés hacerte es el full cover.

El gris claro: los tonos fantasía vuelven en otoño y suman a su paleta el color más corruptivo de todos: el gris. Asociado a la vejez, es un tono al que las mujeres suelen escaparle cuando aparece naturalmente. En cambio, si es planificado, se vuelve cool. La tintura gris se recomienda para pieles blancas, con un color de pelo de base rubio o castaño claro. Para lograr el color con precisión, hay que someter el pelo a una decoloración extrema: si su base es clara, será un proceso menos dañino y se logra un look más fresco. Si vas a la peluquería, acordate de pedir que sea bien lavado o clarito.

Sin dejar de ser fiel al estilo propio y sin perder calidad de cabello para que se vea sano y radiante, se pueden optar por varias tinturas que ayudan a res a resaltar los rasgos , estar a la moda y llevar un look acorde a nuestra edad.

SHARE WITH FRIENDS: